lunes, 26 de octubre de 2015

Tarta volcán de chocolate con peras


Estamos en otoño y, por tanto , en plena temporada de peras. Para mí hay dos frutas que son las reinas en repostería: La pera y la manzana ya que, quedan bien en cualquier tarta o bizcocho. Admiten cualquier combinación, dan una jugosidad espectacular a los bizcochos, quedan muy bien en tartas calientes o frías y, si le añadimos especias el resultado es espectacular. Por eso, a lo largo de todos estos años he ido poniendo diferentes recetas de tartas que suelo hacer con estas dos frutas. Hoy os traigo una tarta que, normalmente, suelo hacer en formato individual, pero que el otro día ví en "Directo al Paladar" en formato tarta y me gustó bastante la presentación: Tarta volcán de chocolate con peras. No dudéis en hacerla y, sobre todo, en tomarla caliente.







Tarta "volcán" de chocolate con peras.









- 180 de chocolate negro.
- 180 gr de mantequilla.
- 4 huevos.
- 220 gr de azúcar moreno.
- 1 cucharadita de extracto de vainilla.
- 150 gr de harina de repostería.
- 1 cucharadita de levadura química.
- 1 cucharadita de café soluble.
- 4 peras. Precalentamos el horno a 175º.
Engrasamos un molde desmoldable de 20 cm.
Derretimos en un cazo el chocolate con la mantequilla y, cuando el chocolate esté completamente deshecho, retiramos del fuego y dejamos templar. Batimos en un bol los huevos con el azúcar y el extracto de vainilla hasta que doblen su volumen y empiecen a blanquear. Tamizamos la harina con la levadura, añadimos el café y la sal y mezclamos. Incorporamos la mezcla de harina a los huevos y mezclamos con la ayuda de una espátula con movimientos envolventes, con cuidado para que no se bajen la mezcla de huevos y azúcar.
Pelamos las peras (dejándoles el rabillo)
Vertemos la mezcla en nuestro molde, colocamos las peras encima y horneamos 35 minutos a 175º.
Servir caliente.

Nota: Si queréis ver la receta original os dejo el enlace de Directo al Paladar.

Otras recetas del blog con peras y manzanas:
- Tarta normanda de manzanas.
- Tarta de manzanas y crema pastelera
- Brandy apple pie.
- Tarta normanda de peras.


lunes, 19 de octubre de 2015

Buñuelos de viento.


En la mayor parte de España es muy común que, en la festividad de todos los Santos, se tomen los tradicionales buñuelos de viento. Los buñuelos de viento consisten en una especie de masa choux frita en lugar de horneada que, al freírse, doblan su volumen quedando huecos por dentro (de ahí que se denominen "de viento"). Hoy en día se encuentran rellenos casi de cualquier cosa: Crema pastelera, nata, chocolate, mermeladas, etc. Yo siempre los he tomado rellenos de crema pastelera, que es como se hacen tradicionalmente en mi pueblo y además es como más me gustan y, por tanto, la receta que os traigo.






Buñuelos de viento.






Buñuelos: 
- 150 ml de leche.
- 20 ml agua.
- 5 cucharadas de azúcar.
- 1 pizca de sal.
- 4 huevos medianos.
- 50 gr de mantequilla.
- 175 gr de harina tamizada.
- Azúcar blanquilla para rebozar los buñuelos.
- Aceite de oliva.

Ponemos en un cazo la leche, el agua, el azúcar la sal y la mantequilla y llevamos a ebullición. Cuando rompa a hervir lo retiramos del fuego y añadimos la harina tamizada de golpe. Mezclamos bien con una espátula o cuchara de madera hasta que no queden grumos de harina. Vamos añadiendo los huevos uno a uno (no añadimos el siguiente hasta que no esté integrado el anterior) y mezclamos bien.
Calentamos bastante cantidad de aceite y, con la ayuda de dos cucharitas hacemos bolas con la masa de los buñuelos y vamos friéndolos. Lo normal es que ellos mismos se den la vuelta, pero si no lo hacen, tendremos que darle la vuelta nosotros para que se hagan por los dos lados. Conforme los vayamos sacando del aceite los rebozamos en azúcar.

Crema pastelera: 
- 500 ml de leche.
- 4 yemas de huevo.
- 1 vaina de vainilla o una cucharadita de vainilla en pasta.
- 125 gr de azúcar.
- 50 gr de maizena.

Con un cuchillo de punta afilada extraemos las semillas de la vainilla. En un cazo ponemos la leche, la vaina y las semillas de vainilla, llevamos a ebullición y, cuando comiezce a hervir, retiramos del fuego y reservamos.
En un bol, mezclamos las yemas, la maizena y el azúcar con ayuda de unas varillas. Una vez que esté todo integrado, ponemos la mezcla en un cazo, lo calentamos a fuego lento y le vamos añadiendo  la leche, a la que previamente habremos retirado la vaina de vainilla, en forma de hilo y sin parar de remover con las varillas, hasta que la mezcla espese.
Una vez que haya espesado la retiramos del fuego y tapamos la crema pastelera con papel film de forma que cubra toda la superficie de la crema (debe estar en contacto con la crema para que no se le forme costra).

Una vez fría la crema, rellenamos nuestros buñuelos con ella.

Nota: Se pueden espolvorear con azúcar glas en lugar de azúcar blanquilla aunque tradicionalmente siempre se ha hecho con azúcar blanquilla. 

lunes, 5 de octubre de 2015

Flan de huevo


Esta semana traemos un postre que casi todo el mundo sabe preparar: Flanes de huevo. Normalmente, en cualquier casa, hay una receta de este postre tradicional que se considera infalible. Para mí, el secreto de un buen flan de huevo está tanto en el horneado al baño maría como en el caramelo que, en la mayoría de casos, marca el éxito o el fracaso de un postre tan sencillo como éste. El caramelo es una cosa muy sencilla de elaborar, pero si nos pasamos en su cocción, aunque sea por un breve instante de tiempo, se nos quemará rápidamente debido a la alta temperatura que alcanza y, si no nos damos cuenta y lo echamos en nuestros moldes, arruinaremos con su sabor nuestros flanes.

Os dejo con la receta que a más nos gusta en casa. Yo normalmente los hago en moldes individuales, pero se puede hacer en un sólo molde grande, en este caso tened en cuenta que habrá que aumentar el tiempo de horneado.




Flanes de huevo.







- 500 ml de leche.
- 90 gr de azúcar.
- 3 huevos más dos yemas.
- 1 vaina de vainilla.

Para el caramelo: 

- 100 gr de azúcar.
- 1 cucharada de agua. 

En primer lugar elaboramos el caramelo:
Ponemos el azúcar con el agua en un cazo y lo calentamos a fuego fuerte hasta que el azúcar se deshaga y empiece a oscurecerse en su totalidad (que no queden partes de azúcar blancas), en ese mismo momento lo retiramos del fuego, no esperéis ni un segundo más o se quemará. Caramelizamos nuestros moldes individuales teniendo en cuenta que debemos cubrir las paredes (girando nuestros moldes con el caramelo dentro) para que el flan no se nos pegue.

Flanes:

Precalentamos el horno a 160º.
Ponemos la leche en un cazo.Abrimos de vainilla por la mitad, retiramos sus semillas y se las echamos a la leche junto con la vaina de vainilla. Llevamos a ebullición y, cuando rompa a hervir, retiramos del fuego y dejamos templar.
Batimos los huevos y las yemas junto al azúcar. Retiramos la vaina de vainilla de la leche y, añadimos ésta a la mezcla de huevos y azúcar y mezclamos muy bien.
Llenamos nuestros moldes y tapamos bien con papel de aluminio cada uno de ellos. Los ponemos en una bandeja de horno y, en la misma bandeja, echamos agua hasta que cubra la mitad de los moldes.

Horneamos 40 minutos a 160º.

Nota: Las dos yemas de huevo se pueden sustituir por un huevo, pero el color que cogen los flanes al hornearse será mucho más blanquecino. Se le puede añadir más cantidad de azúcar en vez de los 90 gr de la receta, eso depende del gusto del consumidor.