viernes, 26 de abril de 2013

HELADO DE FRESAS ASADAS


Decir aquí, en Tenerife,  que ha empezado la temporada de helados es absurdo porque casi todo el año es temporada de helados, no hace un frío tan  excesivo que no puedas comer un helado casi todos los días del año. Es más, se podrían contar perfectamente los días y lugares (sí, lugares, porque depende del sitio de la isla dónde estemos nos apetecerá más o menos un helado) en los que no te tomarías un helado. Pero yo soy peninsular, del centro de la Península, de esos lugares en el que el invierno es frío, pero frío de verdad y el verano caluroso como pocos. Así que, para mí los helados se comen en verano y alguno que otro en primavera(en invierno, ¡¡¡jamás!!!... bueno, eso de jamás no, porque nunca puedes decir "nunca jamás".
No sé el tiempo que hace en la Península ahora mismo, he oído que un poco de frío, pero aquí llevamos una semana de verano y, como tenía ganas de estrenar el accesorio heladera de la KA, aún estamos en temporada de fresas y tenía apuntada esta receta desde hace mucho me puse a ello. El éxito ha sido rotundo.


 
HELADO DE FRESAS ASADAS (Adaptado de "Uno de Dos"):
 
- 300 gr de fresas limpias
- 75 gr de azúcar
- Zumo de 1/2 limón
- 400 ml de leche entera
-   1 yogurt griego
- 150 gr de azúcar
- 30 gr de miel suave
- 50 gr de queso crema
-   1 Pizca de sal
- 30 gr Maizena

Precalentamos el horno a 180º. Troceamos las fresas y las cubrimos con el azúcar y el zumo de limón. Horneamos durante 15 minutos hasta que estén tiernas. Retiramos del horno y dejamos enfriar.
En un cazo amplio ponemos la leche (reservando un poco para poder mezclar con la Maizena);el yogurt, el azúcar, la miel, el queso y la pizca de sal. Mezclamos bien y llevamos a ebullición, a fuego bajo. Mezclamos la Maizena con la leche reservada. Lo unimos al cazo una vez comience a hervir, y removemos hasta que hierva de nuevo y haya espesado. Lo retiramos del fuego, colocamos en una jarra y lo dejamos enfriar toda la noche en el frigorífico (una vez frío) para poder mantecarlo. Al día siguiente, mantecamos en la heladera durante 20-25 minutos añadiendo, en los últimos minutos las fresas asadas. Finalmente, lo metemos en el congelador al menos 4 horas nates de servir.
 
¡¡¡¡Buen fin de semana!!!!
 

domingo, 21 de abril de 2013

SNAKCS DE GARBANZOS




Otro mes más os traemos nuestro reto mensual "Mami, qué rico". Ya sabéis que consiste en diferentes propuestas para los más pequeños de la casa... pero este mes yo me he salido un poco de la norma, no os vayáis a pensar que estoy tan loca de darle a mis hijas una cerveza... no, no, no, ellas ni siquiera prueban bebidas gaseosas. Era necesario aclararlo, que hoy en día hay mucho "rarito" por ahí, ven las fotos y piensan "mala madre, dándole cerveza  a niños"... y te metes en un problemón que no veas. Este mes no he preparado algo que sólo puedan comer los niños, sino que es un aperitivo rápido y perfecto para tomar con una cerveza bien fría: Snacks especiados de garbanzos. Esta receta la tenía en pendientes desde que se la ví a Silvia de Food and Cook y, desde que, Esther nos propuso hacer algo con legumbre no lo dudé, pensé "éste es el momento", aunque no sea el típico plato de legumbres, pero al fin y al cabo son legumbres ¿o no? Las podemos hacer para niños sin añadirles picante o, si no va a haber niños rondando añadiéndoles un poco de pimentón picante, yo los he hecho de las dos maneras y, personalmente, me gustan más con el toquecillo picante.

Si no os quéréis perder los platos que han hecho Esther y Patricia, como siempre, pinchad en los enlaces:
 


SNACKS DE GARBANZOS ESPECIADOS:
 
- 1 bote de 400 gr de garbanzos en conserva.
- 3 cucharadas de pimentón (dulce o picante, si es para niños dulce).
- 1 cucharada de comino.
- 1 1/4 cucharadita  de sal.
- 1 cucharadita de canela.
- 1/2 cucharadita de nuez moscada.
- 1/4 cucharadita clavo.
Escurrimos y lavamos con agua los garbanzos. Los secamos con un paño. Mezclamos todas las especias con los garbanzos y los introducimos en el horno precalentado a 225º durante 40 minutos.
Los sacamos, dejamos enfriar y ¡¡¡¡listo!!!! Estos garbanzos no quedan duros, sino blanditos (no como los que venden que te dejas todos los dientes al morder), pero si los queréis más duros los dejáis un poco más de tiempo en el horno y ya está.


Fácil ¿verdad? Ya sabéis que estos garbanzos especiados admiten tantas variaciones como queramos. Como siempre, si los hacéis contadme qué tal el resultado.



domingo, 14 de abril de 2013

5 INGREDIENTES, 5 MINUTOS Y UMMMMMMMMMMMMM: TARTA SUECA DE CHOCOLATE



 
Sí, sí, habéis oído bien ¿tenéis cinco minutos para preparar la mejor tarta de chocolate del mundo? Si, sí, os hacen falta cinco ingredientes y cinco minutos (más horneado), sólo ensuciaréis una olla y el molde donde la hornearemos, ya está. Resultado: Una tarta húmeda, deliciosa y con un sabor a chocolate impresionante. Lo mejor de esta tarta es que la podemos aromatizar añadiéndole, si nos apetece un poco de licor, un poco de ralladura de naranja... lo que queramos. Y lo mejor de lo mejor es que, cuando tengamos una comida y no sepamos que llevar porque no tenemos tiempo, la hacemos en unos minutillo y se hornea mientras comemos, la sacamos y del horno y la servimos caliente (porque si fría está rica, caliente ni os lo imagináis).






El único problema que tiene esta tarta es que empiezas a comer y no puedes parar... ya os he dicho muchas veces que a mí me gusta mucho cocinar dulces, pero luego los pruebo y ya está, prefiero las cosas saladas, sin embargo esta tarta está siendo mi perdición.



TARTA SUECA DE CHOCOLATE (Fuente: Top with cinnamon):
 
- 150 gr de mantequilla salada.
- 1 taza de harina.
- 1 taza y 3/4 taza de azúcar.
- 3 huevos batidos.
- 1/2 taza de cacao en polvo.
- 1 cucharadita de vainilla en pasta (opcional).
 
Precalentamos el horno a 180º. Derretimos la mantequilla en una olla. Añadimos el resto de ingredientes y removemos bien. Volcamos la mezcla en un molde engrasado y la metemos 25-30 minutos en el horno a 180º.
 
¿Fácil o no? Si os animáis a hacerla (y engordar un poco, JAJAJAJA), me contáis.


domingo, 7 de abril de 2013

EL REGRESO... NEW YORK CHEESECAKE


 
Después de tres semanas sin poder publicar nada, hoy vuelvo a las andadas. Tanto a los que estos días habéis entrado en el blog y habéis visto que no he actualizado como los nuevos seguidores que, durante estas tres semanas, han cometido "la locura" de darle al botón de seguir este blog, les tengo que pedir disculpas por el retraso en las publicaciones y por no haber respondido los diferentes mensajes, pero me ha sido totalmente imposible sentarme un minuto frente al ordenador para dar las gracias o para publicar una nueva receta, poco a poco iré poniéndome al día y respondiendo a todos.
 
Hoy retomo el ritmo semanal de publicaciones con una receta conocida por todos, la famosísima New esta conocida tarta, algunas veces la receta utilizada no me ha gustado nada, otras regular y otras mucho, pero desde hace tiempo, cuando la hago, siempre hago la misma receta que hoy os traigo porque no hay ninguna que se la pueda comparar, ni en sabor ni en suavidad.



PARA LA BASE:
 
-275 gr de galletas Digestive (o similar).
-100 gr de mantequilla derretida.
 
Trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla derretida, hasta que adquiera una textura de arena mojada. Engrasamos un molde de tarta desmoldable y lo cubrimos con la mezcla anterior. Metemos en el congelador mientras hacemos el resto.
 
PARA EL RELLENO:
 
- 900 gr de queso Philadelphia.
- 2 yogures griego.
- El zumo de limón.
- 250 gr de azúcar.
- 3 huevos.
- 1 cucharada de maizena.
- 1 cucharada de levadura.
- 1 cucharadita de vainilla (opcional).
- Mermelada de frambuesa (casera o no).
 
Precalentamos el horno a 200º.
 
Batimos el queso en crema con el azúcar hasta que adquiera una textura cremosa, añadimos los yogures y batimos. Después vamos incorporando los huevos uno a uno (no añadimos el siguiente hasta que el anterior no esté bien mezclado), incorporamos el resto de ingredientes y mezclamos bien pero sin pasarnos con el batido para que no coja demasiado aire la mezcla.
 
Echamos la mezcla de queso encima de la base de galletas.
 
Horneamos 10 minutos a 200º y 45 minutos a 90º. No sacamos la tarta del horno hasta que ,la tarta esté totalmente a temperatura ambiente (es la forma de que la tarta no se hunda por el centro, idea sacada de SandeeA de La receta de la felicidad). Yo la preparo un el día anterior y la dejo en el horno toda la noche.
 
Finalmente calentamos la mermelada unos segundos en el microondas para que sea más fácil extenderla y la echamos por encima de la tarta. Enfríamos la tarta durante unas horas, desmoldamos y servimos.

Espero que la probéis y os guste tanto como a nosotros.