jueves, 28 de febrero de 2013

CINNAMON ROLL BREAD




Desde que Yolanda, de Cocido de Sopa, publicó la entrada con el concurso que está organizando, he estado pensando en hacer algo relacionado con la cuaresma, con la Semana Santa. Para mí, como para muchos españoles, no hay dulce más típico de la Semana Santa que unas buenas torrijas, hechas con un buen pan. Las torrijas de toda la vida, mojadas en leche, huevo y rebozadas con azúcar y canela (para mí muuuuucha canela). Pero claro, Yolanda se merece algo mucho mejor que unas torrijas de toda la vida, por muy buenas que estén,  se merece que pensemos en algo especial . Así que, recordando el sabor de las torrijas, y pensando en qué hacer me acordé de una receta de un pan espectacular que había visto en uno de mis blogs de cabecera  y que pienso cumple con todos los requisitos que buscaba, una buena masa, el sabor inconfundible de la canela y el azúcar que recuerde a las torrijas y un aspecto espectacular, digno de presentarse al concurso.
La receta, o más bien, la base de la receta, la saqué como os digo de uno de mis blogs favoritos, uno de de los que no me pierdo ni una entrada y tengo un montón de recetas en la recámara "Top with cinnamon",no sé si  lo conocéis pero es un lujo, tanto de recetas como de fotografía... y su administradora tiene solo ¡¡¡¡17 años!!!!! Hay gente que nace con un talento especial para algo y ella es una de esas personas que ha nacido con algo especial para la cocina. Sólo con ver lo que hace con esa edad te da una idea de lo que puede llegar a hacer en un futuro. No os perdáis su trabajo.



CINNAMON ROLL BREAD
 
MASA
 
- 450 gr de harina.
- 1 cucharada de levadura.
- 1 pizca de sal.
- 75 ml de leche.
- 60 gr de leche.
- 75 gr de mantequilla.
- 60 ml de agua.
- 2 huevos.
- 1 cucharadita de vainilla.
 
RELLENO:
- 50 gr de mantequilla.
- 150 gr de azúcar moreno.
- 2 cucharadas de canela.
 
Mezclamos en un bol los ingredientes secos (una vez tamizada la harina). Calentamos la leche con la mantequilla hasta que se derrita, una vez derretida la mantequilla añadimos el agua, removemos y retiramos del fuego. Dejamos templar y le añadimos la vainilla. Añadimos la mezcla de mantequilla, agua y leche a los ingredientes secos y mezclamos bien. Añadimos los huevos uno a uno (no añadimos el siguiente hasta que el primero no esté bien mezclado). Deberá quedar una masa manejable que no se pegue a los dedos . Dejamos levar ´durante una hora o hasta que doble su volumen. Estiramos con un rodillo hasta con seguir un rectángulo grande.
Derretimos la mantequilla del relleno y pincelamos toda la masa. mezclamos el azúcar moreno y la canela (dejando un par de cucharadas sin echar) y la distribuimos por encima. Enrollamos con cuidado y vamos cortando en trozos de un dedo de grosor. A cada trozo le pasamos el rodillo por encima, una simple pasada,  y espolvoreamos con un poco de la mezcla restante de canela y azúcar. Los vamos colocando en un molde de plum-cake. Dejamos levar durante media hora.Mientras, precalentamos el horno a 180º. Una vez pasada la media hora introducimos en el horno durante 35 minutos a 180 º.
 
Finalmente hacemos un glaseado con azúcar glass y agua y, cuando el pan haya enfriado se lo echamos por encima.  
 
Para entender mejor todo el proceso os dejo el enlace de "Top with cinnamon" que lo explica gráficamente de una forma muy sencilla.



 
 
Y, como siempre, que paséis un buen fin de semana (por lo que veo nevado en la Península, estupendo para hornear este pan).  






sábado, 23 de febrero de 2013

SANDWICH DE PATÉ DE MARISCO CON CANÓNIGOS Y MANZANA

 
La receta que os traigo hoy es una de las primeras que empecé a hacer, cuando aún era una niña y  que sigo haciendo frecuentemente porque me sigue gustando lo mismo que el primer día. Me dio la receta un familiar de mi madre en una de tantas vacaciones en Asturias y yo, lo he llevado por los diferentes sitios que he vivido, hasta terminar en Tenerife, así que de punta a punta de España dando esta receta (todo el que lo ha probado me la ha pedido, por algo será). Yo de siempre he sido bastante pateadicta, me gusta los patés de todo tipo, me encanta untarlos en un buen pan o en una buenas tostas... y qué deciros de lo que me gusta o un buen paté de foie... así que, desde que descubrí este paté hace tantos años ha sido un constante en cualquier picoteo que he organizado .
En fin que, como os decía, la receta de hoy es de la primeras que guardo en mi memoria cocinera y que evidentemente, no me hace falta mirar poque me la sé al dedillo (no hace falta tener una memoria prodigiosa, es muy muy fácil, así que no tengo mérito). El paté de mejillones se puede tomar sólo untado en tostaditas o darle una apariencia un poco más "sofisticada", que es lo que yo he hecho en esta ocasión: Un sandwich de paté de marisco con canónigos y manzana . Yo he usasdo pan integral, pero podéis usar cualquier pan.

 
 
PATÉ DE MARISCO:
 
- 4 palitos de cangrejo.
- 4 quesitos.
- 1 lata grande de mejillones en escabeche.
- 2 cucharadas de mayonesa.
- 1 latilla de atún en aceite de oliva escurrido (opcional).
 
Se bate todo bien y ya está (más fácil imposible). Preferiblemente meter en el frigorífico un par de horas.
 
SANDWICH:
 
- Paté de marisco.
- Canónigos (con rúcula está buenísimo).
- Una manzana cortada en láminas finas.
- Pan de molde.
 
Untamos una de las rebanadas del pan con paté y ponemos encima l manzana y los canónigos.
 
Y nada más, a comer y ya está. Creo que nunca he puesto una receta tan fácil ¿no?
 
¡¡¡¡Buen fin de semana!!!!








viernes, 15 de febrero de 2013

AHORA SÍ...MACARONS DE FRAMBUESA


Los que me seguís, sabéis que hace un par de semanas publiqué unos macarons de chocolate (más bien suspiros de o bocaditos de chocolate como me dijo Yolanda de Cocido de Sopa), y no me salieron con la textura típica de macaron con la que siempre me salen. Yo se lo achaqué a que, en vez de usar almíbar  para su elaboración usé azúcar... pues bien, efectivamente se trataba de eso. Como soy muy cabezona, volví a repetir los macarons, esta vez usando un almíbar , como siempre, y no hubo fallos. Actualizaré la entrada de los macarons de chocolate en breve para que comparéis resultados. Sin embargo, esa semana tenía otro encargo de macarons, esta vez de frambuesa y son los que publico esta vez. Se trata de unos macarons en los que la "galleta" tiene un ligero toque de frambuesa y el relleno es una mezcla de chocolate blanco y pasta de frambuesa muy aromática. Y esta vez no hice experimentos, usé mi almíbar italiano que es infalible. 


MACARONS DE FRAMBUESA:

- 150 gr almendra en polvo
- 150 gr azúcar glas
- 55 gr clara de huevo (para la mezcla de almendra)
- 150 gr azúcar
- 50 gr agua
- 55 gr clara de huevo (para el merengue)
- 1 cucharadita de frambuesa en pasta.
- 1/2 cucharadita de cremor tártaro.

Tamizamos la almendra junto al azúcar glas, le añadimos la clara dehuevo y la cucharadita de frambuesa en pasta. Ponemos a hervir el agua con el azúcar, en cuanto rompa a hervir bajamos el fuego y contamos 3 minutos exactos. Mientras, montamos las con la 1/2 cucharadita de cremor tártaro. Cuando las claras estén montadas, sin parar de batir vamos añadiendo en forma de hilo continuo el almíbar. Finalmente, añadimos la mezcla de almendras y con una espátula lo mezclamos con movimientos envolventes para que no se baje el merengue. Ponemos la mezcla en una manga pastelera y vamos haciendo montoncitos en un papel de hornear o en el tapete para macarons. Dejamos secar las galletas hasta que al tocarlas con el dedo no se peguen (normalmente yo los dejo una hora, pero es que aquí hay mucha humedad y hay veces que las he tenido que dejar más tiempo). Precalentamos el horno a 140º y, una vez secas, las horneamos 15 minutos a 140º (o 12 minutos a 150º).

PASTA DE FRAMBUESA:

- 2 hojas de gelatina.
- 1 cucharada de pasta de frambuesa.
- 150 grs de chocolate blanco.
- 150 ml de nata.

Hidratamos la hojas de gelatina. Calentamos la nata y, cuando rompa a hervir añadimos el chocolate troceado, la pasta de frambuesa y las hojas de gelatina escurridas. Mezclamos todo bien fuera del fuego, hasta que el chocolate de deshaga. Dejamos enfriar.

Rellenamos las galletas con la pasta de frambuesa y a disfrutar.

¡¡¡Buen fin de semana!!!

jueves, 7 de febrero de 2013

MINICALZONES... RETOS: MAMÁ, QUÉ RICO

Esta vez, el reto mensual entre Cuinera (Cocinando Sabores) y Patricia (El recetario de mi cocina), se ha retrasado un mes entero.. la vuelta de las vacaciones de Navidad y que, cada mes, todas nosotras parece que estamos más liadas, con más proyectos y más trabajo (que hoy en día es lo mejor que nos puede pasar). Pero volviendo ya a nuestra normalidad mensual, esta vez pensamos hacer algo que gustase mucho a los niños y claro, lo que se nos ocurrió hacer algún tipo de "comida basura", la llamo así, aunque realmente, cocinada en casa, no tiene nada de comida basura, sino todo lo contrario. La propuesta era hacer pizza, hamburguesas... algo de este estilo que sabemos que tendrán el éxito asegurado.



Mi propuesta consiste en unas minicalzones de diferentes sabores... unas están hechas con gambas y mejillones, otras con nata y bacon y otras con espinacas y nueces. Ya sabéis que si queréis visitar las propuestas de mis compañeras pinchando en los enlaces, no os las perdáis.

MINICALZONES:
- Un paquete de obleas para empanadillas (se pueden hacer caseras, pero si no hay tiempo, salen igual de buenas).
- Los ingredientes que queramos (ya os he mencionado lo que yo puse), mozarella, tomate y orégano.
- Huevo batido.
Formamos las minicalzones, poniendo un poco de tomate, mozarella, los ingredientes elegidos y el orégano. Mientras lo hacemos precalentamos el horno a 200º. Una vez formadas las minicalzones las pintamos con el huevo batido y las horneamos durante 8 minutos a 200º.
El único problema que tienen es que empiezas con una y no puedes terminar. Probad y me contáis.









viernes, 1 de febrero de 2013

BRANDY APPLE PIE


Es curioso como, cada vez que pruebo algo nuevo y me gusta muchísimo pienso si puede pasar o no a convertirse en uno de mis platos preferidos, pero es muy difícil que algo pase a formar parte de esa exclusiva lista de comidas, dulces o saladas, que tengo en mi mente... eso sí, cuando uno entra ya no vuelve a salir jamás. Otra cosa que despierta mi curiosidad es que, por más que pruebo cosas "espectaculares", ingredientes "raros", preparo cosas "vistosas".. y todas están muy buenas, lo que realmente me gusta, y forma parte de esa lista VIP de platos, no son esas cosas tan "especiales", sino platos sencillos y de toda la vida, como por ejemplo, una buena tortilla de patatas. Como os imagínáis todo este rollo es para deciros que esta Brandy Apple Pie sí ha pasado a ser una de mis tartas favoritas... sí, sí, ha pasado a esa lista de platos exclusivos que tengo en mente para acordarme de ella cada vez que pruebe otra parecida y piense "sí, sí, está buena pero la Brandy Apple Pie es aún mejor". Es sencilla, rápida, con ingredientes normales y económicos y con un sabor inmejorable ¿os la vendo más o no hace falta? Yo creo que no, probadla y me contáis.


BRANDY APPLE PIE (Fuente: Martha Stewart´s con adaptaciones)
 
Para la masa:
- 250 gr de mantequilla muy fría y cortada en cubitos.
- 450 grs de harina de todo uso.
- 1 cucharada de azúcar.
- 1 pizca de sal.
- 2 cucharadas de levadura.
- 120 ml de agua muy fría.
 
Mezclamos todos los ingredientes, excepto el agua hasta que consigamos una textura arenosa. Añadimos el agua y mezclamos hasta conseguir una bola que no se pegue en los dedos. Envolvemos en papel film y metemos en la nevera durante una hora.
 
Para el relleno:
- 6 manzanas.
- 50 ml de brandy.
- 1 taza de azúcar moreno.
- 1 taza de azúcar blanquilla.
- 2 cucharadas de canela.
- 1/4 cucharadita de nuez moscada.
- 1 pizca de clavo molido.
 
Se cortan las manzanas en cuadraditos y mezclamos en un bol con el resto de ingredientes. Se dejan macerar mientras la masa está en el frigorífico.
 
Precalentamos el horno a 190º. Pasada la hora, sacamos la masa de la nevera y la cortamos en dos partes (una un poco más grande que la otra). Extendemos con un rodillo el trozo más grande de masa y cubrimos un molde, lo rellenamos con la mezcla de manzanas. Extendemos la otra porción de masa y cubrimos la tarta. Hacemos un agujero en el centro para que salga el vapor de la cocción de la manzana y se mete en el horno, a 190º, durante una hora.


¡¡¡Buen fin de semana!!!