domingo, 28 de octubre de 2012

CREMA DE CALABAZA Y CHAMPAGNE


Cuando he ido a publicar esta receta, me he dado cuenta de que, a pesar de que en casa hago muchísimas cremas, sobre todo en otoño e invierno, aún no tenía publicada ninguna. Las cremas me gustan muchísimo, por su versatilidad, admiten casi cualquier ingrediente, reconfortan en los días fríos, te apañan una comida o una cena acompañada de algo ligero, son sanas, son una forma estupenda de que los niños coman verduras...La semana pasada Chelo, de Cogollos de Agua, publicó una crema de calabaza con tosta de queso manchego que es uno de mis pendientes, pero leyendo su entrada, nos remitía entre otras cremas a una crema de calabaza y cava que, al instante supe que sería la siguiente crema que comeríamos en casa. Hoy la hemos comido y está muy rica, un sabor distinto para la clásica crema de calabaza. Yo la he versionado un poco, pero la esencia es la misma que la receta de Chelo.



CREMA DE CALABAZA Y CHAMPAGNE:

- 1 puerro.
- 750 gr de calabaza.
- 2 zanahorias.
- 2 patatas.
- Agua.
- 200 ml de champagne.
- 200 ml de nata
- Sal.
- Pimienta.
- Aceite.
- Pipas de girasol para decorar.

En una olla sofreímos el puerro´picado hasta que esté blandito. Añadimos la calabaza, las zanahorias, las patatas (todo en trozos) y le añadimos el agua y el champagne y lo dejamos cocer 20 minutos. Añadimos la nata y la pimienta y dejamos 3 o 4 minutos más. Retiramos del fuego y cuando esté templado batimos bien (si es necesario pasamos por un colador o un chino para que no quede ningún grumo). Servimos acompañado de unas pipas de girasol tostaditas y ya está, a disfrutarla.

lunes, 22 de octubre de 2012

CIABATTA RÚSTICA DE MASA MADRE








Este mes mi intención era participar en la propuesta de “Bake the world” preparando una ciabatta así que, hace un par de semanas, amasé y horneé dos fantásticas ciabattas  pero yo, y mi desastre con los correos (no los suelo mirar mucho que digamos), hicieron que no me diese cuenta que la fecha de publicación había cambiado del día 17 al día 16, de una manera más que acertada ya que el día 16 se celebre el Día mundial del pan. Total que, como el concurso que había organizado terminaba el 15, el 16 tenía que publicar el ganador y así lo hice… cuál es mi sorpresa que ese día empiezo a ver publicaciones de ciabattas… me voy al correo y ahí estaba la prueba de mi delito, un correo de Bake the World avisándome del cambio… Sí, sí… en la era de la tecnología y yo sigo siendo un desastre total, pero bueno, así soy yo.
A pesar de ello, como comprenderéis, después de amasar y hacerle un montón de plegados a la masa, haberla horneado y degustado, no iba a dejar sin publicar mis ciabattas y, para la próxima vez, prometo ver el correo todos los días (o lo intentaré, de verdad).

Hace dos o tres meses publiqué una chapata utilizando un prefermento, esta vez quería variar y utilizar tan sólo masa madre. En esta ocasión utilicé masa madre de Eric Kayser, es muy rápida de hacer y me suele dar muy buenos resultados,a demás al ser una masa madre muy hidratada va perfecta para hacer ciabatta.

Leyendo las distintas entradas que las participantes este mes en la propuesta habían hecho, ví la entrada de Virginia de Sweet and Sour y me resultó muy curioso, porque no lo había leído nunca, que la ciabatta recibe su nombre porque en la región del lago de Como, en Italia, se fijaron en que su forma se parece a la alpargatas tradicionales de esa región y así recibió el nombre actual de Ciabatta.






Os dejo mi versión con la promesa de que el próximo mes publico a tiempo.

-         350 gr de masa madre.
-         400 gr de harina de fuerza.
-  200 agua.
-         25 gr de AOVE.
-         10 gr de sal.
-         Una pizca de levadura seca de panadería.

Ponemos todos los ingredientes en un bol y amasamos hasta que quede todo integrado. Con la ayuda de una rasqueta pasamos la masa a una superficie enharinada (con bastante harina) y trabajamos la masa durante unos diez minutos. Le damos forma rectangular y la dejamos reposar 45 minutos, tapada con un paño.
Pasado este tiempo hacemos el primer plegado, llevamos un extremo hacía el centro, luego el contrario y, finalmente los otros dos, le damos la vuelta y la dejamos reposar, tapada con un paño paño, esta vez 1 hora. Transcurrido este tiempo, volvemos a hacer otro plegado (de la misma manera que anteriormente). Volvemos a dejar reposar otra hora. Pasada esta última hora, dividimos la masa en dos, y volvemos a plegar cada porción de masa por separado, y dejamos levar media hora.
Mientras, precalentamos el horno a 220º, introduciendo un bol con agua y, si tenéis unos ladrillos refractarios (truquillo de Clara, que me dio hace mucho tiempo y siempre uso para darle un toque a horno de leña a las cosas).
Pintamos las ciabattas con un poco de aceite de oliva y horneamos 40 minutos a 220º. Dejamos que se enfríen (o no como es el caso de mi casa) y ¡¡¡¡a comer!!!!




Las chapatas con masa madre me salieron buenísimas, pero creo que debería añadirle más agua la próxima vez porque, aunque tenía los famosos alveolos de la chapata, le faltaban más aún... y eso sólo se consigue con una masa aún más hidratada ¿o no? Lo probaré y os diré.

martes, 16 de octubre de 2012

¿QUIÉN SERÁ, SERÁ...? RESULTADO DEL CONCURSO



Qué cierto es el dicho de "nunca te acostarás sin saber algo nuevo". Día a día vamos aprendiendo cosas nuevas, insignificantes o importantes, interesantes o no, da igual, el caso es que, día a día,  aprendemos algo diferente. Como os decía cuando publiqué la entrada en la que anunciaba el concurso hay una serie de cosas que, con el paso del tiempo, se han convertido en grandes aficiones: Una es obvia: la cocina. Otra es la lectura, no puedo pasar un día sin leer, otra es la historia, así que imagináos lo que me ha podido divertir este concurso: He visto recetas estupendas, he leído y he conocido historias interesantísimas sobre distintos dulces y encima he visto cumplida mi última afición: Viajar (imaginariamente, pero he viajado).Todos estos dulces tienen una historia detrás, tradiciones de diferentes países del mundo, historias  que recorren los cinco continentes:


EUROPA:
1. Migas con locura: Chelsea Buns de Chocolate Blanco y nectarinas: Clara, nos lleva hasta la época victoriana inglesa con un dulce que, como dice ella, nos hace descubrir por qué la Reina estaba, digámoslo así, un poco rellena JEJEJEJE, aunque con cosas así yo también lo estaría.


2. Cocido de sopa: Bakewell tart. Con Yolanda recordé a los Tudor y al mujeriego de Enrique VIII (mujeriego y un tanto aficionado a cortar cabezas) y me reí un rato con su historia de la tortilla de patatas, si es que como nuestra comida no hay otra ¿verdad?


3. Cogollo de Agua: Fouace Aveyron . Chelo nos transporta a tierras francesas con un brioche con un toque a Roscón de Reyes que me imaginaba tomando en un día de lluvia con un chocolate caliente, mirando a través de las ventanas con un buen libro... ummmmm.


4. Rezetas de Carmen: Tiramisú de Fresa: ¿Cómo iba a faltar Italia? Con Carmen recordé Roma, sus calles, sus fuentes... la ciudad eterna.


5. Con las zarpas en la masa: Vetebrod. Paula nos enseña un pan dulce típico de Suecia, un pan que si sabe tan bien como bonito es debe ser una auténtica delicia y si lo acompañamos de un buen café, un fin de semana sin prisas para desayunar ni os cuento, el paraíso terrenal.


6. El pucherete de Mari: Pasteis de Belem: Y nos vamos al país vecino, a imaginarnos en las calles de Lisboa, a pensar en unas vacaciones en el país vecino, en visitar la preciosa Oporto...


7. La cocina de las casinas. Pasteis de Belem. Dos veces han presentado esta receta, por algo será ¿no? Es que son unos pasteles buenísimos, así que volvemos a nuestro querido país vecino.


8. Thermofan: Portokalópita. Marisa me llevó a Grecia, dice que no sabe si definir este dulce con sabor a naranja como bizcocho, flan... habrá que probar para decidir ¿no?


9. Jarita´s Cookies: Tarta Sacher. No hay nada más que añadir, una tarta de las grandes, de las famosas, de las ricas de verdad, de esas que no pasan de moda.... ¿y si la tomamos en Viena?


10. Lau recetas: Shortbread. Laura me recordó las ganas que tengo de ir a Escocia, uno de esos viajes pendientes que nunca llegan... pero llegará, ya veréis, quien lo sigue lo consigue.


11. Upssss repetí a Mari, me acabo de dar cuenta, pero son las tantas y no puedo más, así que así se queda hasta mañana.


12. EL recetario de mi cocina: Goxua. Y para finalizar, de la mano de Patricia, recorremos España, el norte, me paro a recordar  sus paisajes, su costa, ¡¡¡su comida!!!!, en fin, todo.


AMÉRICA:






1. Aisha Kandisha: Lemon Chiffon Cake. Ya que este año que pensaba ir a ver a mi hermano que vive en Boston y no podía, José me trajo un pedacito de allí, contándome como un corredor de seguros ideó esta magnífica receta.

2. Sweet and Sour: Torta de Jojoto . Virginia me trasladó a la 8ª isla, como llaman en Canarias a Venezuela, debido a la emigración que hubo de las islas allí hace años (aunque ahora emigramos a otros sitios) y me enseñó uno de los dulces más curiosos que he visto y que tengo muchas ganas de probar, echadle un vistazo, ya veréis.

3. Cocinando en un rincón del mundo: Brownie de chocolate. Mi querida Cuinera, compañera y amiga bloguera, no podía faltar y me lleva de vuelta a EEUU para comernos juntas un delicioso brownie de CHOCOLATE (el chocolate se tiene que nombrar en mayúsculas, JAJAJAJA, se nota que soy chocolatera ¿verdad?)

4. Bocados divinos: pastaflora. A Beatriz, que le tengo que pedir disculpas porque, aunque no se me olvidó para nada su receta, se me olvidó incluir su foto... demasiadas cosas en la cabeza y recibir propuestas hasta última hora de la tarde de ayer es lo que tiene... en fin, que Beatriz nos lleva a la tierra del tango y del glaciar Perito Moreno: Argentina con una tarta que nos recuerdo a la Linzer Torte.
 
5. Kooking: Pumpkin spice cake: Voy y vuelvo de latinoamérica a norteamérica como el que va de una esquina de la calle a otra, JEJEJEJE, un pastel de calabaza fantástico, propio del terrorífico Halloween (y de los pocos que he probado y me ha encantado)
ÁFRICA:



La Cocina de Tesa: Bombones árabes. Depende de como se mire y en qué país los comamos, podríamos estar en África o en Asia, pero yo he decidió que me los quiero imaginar comiéndomelos en un oasis espectacular en medio del desierto en el Norte de África en esa vuelta imaginaria alrededor del mundo que he hecho¿por qué no?.
ASIA:


Circus Day: Kasutera. Caty, de Circus Day nos lleva al país del sol naciente, a Japón, para descubir un bizcocho típico japonés pero con raíces portuguesas. Si es que donde no hayamos llegados los ibéricos no ha llegado nadie (Asia, América, África...)

No puedo dejar al margen a Salomé, de Bloc de Recetas, que me ha traído un mega mix, entre un bizcocho de yogur (que para mí es originario de España ¿o no? por lo menos es el de mi casa de toda la vida y no hay ningún bizcocho que lo desbanque, un cake de fruta escarchada inglés y un bundt cake americano)... así que queda englobado en la categoría "de todas partes", con tu permiso Salomé JAJAJAJA: Bizcocho integral de frutas escarchadas.



Como veís me falta Australia, pero no, no... que para que la pobre no se quedase sin dulce, ya he hecho yo una cosa que os presentaré en breve (y no es la famosa pavlova que todos conocemos, tenía que indagar un poco más). es que no me pdía quedar sin viajar allí también.


Como podéis comprobar en casa no lo hemos tenido fácil para decidir, encima estoy realmente preocupada porque me voy a poner como una vaca lechera (¿qué voy a hacer con mi ropa?), porque los tengo que probar todos, todos, todos... es que veo las fotos y no le pego un bocado a la pantalla porque no puedo porque si no....

Bueno, finalmente, ha habido que tomar una decisión y, aunque hasta al final hemos dudado entre tres, hemos decidido que el primer ganador de la I Edicíón de Dulces Internacionales de "El Pastelito Valiente", sea................. YOLANDA DE COCIDO DE SOPA CON SU BAKEWELL TART, y eso a pesar de que Enrique VIII no me cae muy bien que dejó a una española por una extranjerilla, con lo que valemos las españolas, y si encima una es hija de los Reyes Católicos ya ni te cuento la valía que tenía Catalina de Aragón, ¡¡¡será posible lo que le hizo el muy ...!!!!

Yolanda, mándame un mail con tu dirección para enviarte el libro.

Muchísimas gracias a tod@s por participar, conforme vaya haciendo recetas las publicaré y os lo diré porque de verdad lo hemos tenido muy difícil.


domingo, 7 de octubre de 2012

HORRORRETO: MAMÁ, QUÉ RICO... TARTA ARÁCNIDA


Nuevo mes, nueva y terrorífica propuesta de “Qué rico, mamá”, el grupo que, como sabéis formamos Cuinera, Patricia y yo. No os olvidéis de visitar sus “espantosas” y “terroríficas” propuestas.
 



Pensando estos días, me he dado cuenta, no había caído en ello, de que este blog tiene más de un año (el blog, no el Pastelito Valiente, que tiene muchos más, ya os dije que es el protagonista de un cuento que escribí cuando era pequeña, hace unos cuantos años, no muchos no… no seáis malpensados). Así que, si el blog tiene, exactamente 14 meses, esto quiere decir que ya ha vivido su primer Halloween, sus primeras Navidades, su primer verano, etc. Pero viendo todas las recetas que he publicado, me he dado cuenta que el año pasado no hice ninguna por Halloween y es que, no es que sea precisamente una devota de esta fiesta. Me gusta muchísimo el “estilismo” de algunos dulces que se hacen para estas fechas pero ya está, eso, me gusta el estilismo… porque a mí lo que realmente me gusta de estas fiestas son unos buenos buñuelos fritos, de crema pastelera. No me diréis que no, vemos una tarta decorada con fondant, con unos fantasmas graciosillos o una simpática bruja haciendo brebajes en su caldero y pensamos ¡¡¡Qué bonita!!!, pero alguien piensa ¡¡¡¡qué buena tiene que estar!!! Yo creo que no. Eso sí, cuando vemos unos buñuelos en el escaparate de una pastelería pensamos… de estos me llevo un kilo y me los como de una sentada cuando llegue a casa ¿o no? En mi casa duran eso, una sentada.

Así que, como no me gustan mucho determinados sabores, pero sí la estética, terminé buscando y rebuscando por ahí alguna receta que aunase ambas cosas: Diseño y sabor… así que, como no podía ser de otra forma aunando estas dos cosas terminé en “La receta de laFelicidad”, blog, en el que como todos sabéis es imposible encontrar algo que no te guste (y no pasar un rato riéndote con las entradas). Y plas, ahí dí con la tarta, me gustaba el diseño y como no el ¡¡¡¡CHOCOLATE!!!!, y, madre mía ¡¡¡qué buena está!!! y es tan, tan fácil de preparar que ya estoy pensando en la próxima vez que la haga, aunque sea con otra decoración.

 
 
TARTA ARÁCNIDA: He copiado tal cual la receta de "La receta de la Felicidad", ya que tan bien como ella lo explica, no lo iba  hacer yo.
    Para la base:
  • 350 gr de galletas de chocolate
  • 170 gr de mantequilla
  • 50 gr de azúcar
  • Pizca de sal
  • Para el relleno:
  • 600 gr de queso crema tipo Philadelphia (no vale light)
  • 200 gr de azúcar
  • 250 ml de nata para montar
  • Para la ganaché de chocolate:
  • 120 gr chocolate para fundir
  • 120 ml nata para montar
Comenzamos preparando un molde redondo y alto, desmontable, lo engrasamos ligeramente, o rociamos con un spray antiadherente.Trituramos las galletas de chocolate con un robot de cocina, o metiéndolas dentro de una bolsa y golpeándolas con un rodillo, hasta que se conviertan en polvo. Mezclamos este polvo de galletas con el azúcar, la sal, y la mantequilla fundida, hasta formar una masa con la textura de la arena mojada. Distribuimos esta pasta de galleta sobre la base y los laterales del molde, presionando bien. Metemos en el frigorífico mientras que continuamos con la elaboración de la galleta.
 
Preparamos la salsa de chocolate. En un cazo mediano, ponemos a hervir la nata. Cuando hierva, retiramos del fuego y añadimos el chocolate troceado. Dejamos reposar unos minutos y removemos con una cuchara hasta que se forme una crema homogénea. 
Reservamos al menos 4 cucharadas colmadas de salsa de chocolate para hacer la decoración, y vertemos el resto sobre la base de galletas.
 
Volvemos a llevar al frigorífico mientras que seguimos con la elaboración de la tarta. Preparamos el relleno de queso. Para ello, batimos el queso philadelphia con un batidor de varillas a velocidad media (o a mano, aunque tardaremos más), hasta que esté esponjoso, unos 3 minutos. Reducimos la velocidad, y agregamos el azúcar. Volvemos a poner a velocidad media-alta, y lo batimos hasta que esté muy esponjoso, otros 3 minutos. Aparte, en un bol amplio, vertemos la nata que deberá estar muy fría, y la montamos con un batidor de varillas a velocidad máxima. Suele tardar un minuto y medio, o dos como máximo. No es necesario que esté perfectamente montada Mezclamos la nata y la crema de queso con movimientos envolventes, despacio, para que el relleno no pierda esponjosidad. Vertemos el relleno de queso sobre la base de galleta, y alisamos la superficie. Golpeamos ligeramente el molde contra la encimera para eliminar posibles burbujas de aire.
 
Introducimos la crema de chocolate que habíamos reservado en una manga pastelera con boquilla pequeña, o un biberón de pastelería (si no disponemos de ello, podemos usar una bolsa de congelación, o de bocadillos, cortando una puntita). Comenzando desde el centro de la tarta, dibujamos una espiral de chocolate. Con un palillo, o el borde no afilado de un cuchillo, vamos dibujando líneas ligeramente curvas desde el centro de la tarta hacia el exterior, para formar el dibujo de tela de araña. Limpiamos el cuchillo o palillo antes de dibujar la siguiente línea, para no dejar restos. (lo mejor es hacer una prueba dibujando una tela de araña sobre un papel de hornear antes de pasar a la tarta, aunque como expliqué en la presentación de la receta, se puede repetir si sale mal) .
 
Volvemos a llevar la tarta al frigorífico, donde la dejaremos de un día para otro antes de consumirla, o congelamos al menos una hora. Si conservamos la tarta en el congelador, sacamos 15 minutos antes de consumir. Desmoldamos con cuidado, pasamos al plato donde vayamos a servir, y a disfrutar!
 
Y, para finalizar, sólo decir que, sin querer me ha salido una decoración más que parecida a la de SandeeA, pero ha sido sin querer. Fuí a comprar tela de araña porque a esta tarta no le pegaba otra cosa y, salvando las distancias porque SandeeA es mucho mejor fotógrafa que yo y además tiene un cake stand para estas cosas que ya me gustaría a mí tener(mirad sus fotos si no), al final cuando terminé las fotos y volví a ver su blog, me dí cuenta que casi se lo he calcado (pero ha sido inconsciente del todo, se vé que tenía las fotos grabadas en mi subconsciente).

¡¡¡¡Que paséis todos un buen domingo!!!! (y una buena semana).