sábado, 29 de septiembre de 2012

BOCADITOS DE LIMÓN Y FRAMBUESA



Por fin podemos volver a encender los hornos. Al fin ha llovido ¡¡¡un año sin ver la lluvia!!! Así que ayer, aunque me empapé, me pareció que era un día estupendo... y además, hice un descubrimiento, aunque llevo una semana de vacaciones, cuando realmente estoy de vacaciones es cuando estoy trabajando ¿y cómo puede ocurrir algo así? Os pongo los hechos para que lo entendáis (como antecedente os digo que tengo en casa trabajando a la mejor chica, del mundo mundial, que cuida de mis niñas cuando yo estoy trabajando: Mª José):

UN DÍA DE TRABAJO:

6:15 Suena el despertador.
7:00 Salgo al trabajo.
7:30 Llego a trabajar.
8:00 Me tomo un café con mis compañeros tras una charla agradable (hemos decidido no hablar de crisis porque si no, empezamos mal el día).
8:00-15:10 Trabajo toda la mañana en un despacho en silencio, con un trabajo en el que, si me olvido de para quien trabajo, estoy feliz porque me encanta y hay muy buen ambiente.
15:15 Salgo de trabajar.
15:45 Llego a casa, la mesa está puesta y como.
16: 30 Mis niñas se levantan de su siesta y salimos y jugamos toda la tarde.
19:30 Baño y cena niñas.
20:30 Niñas a dormir.
21:00 A descansar nosotros, cenar, acostarnos....


UN DÍA DE "VACACIONES" DESDE QUE MI HIJA VA AL COLE:


6:30 Suena el despertador.
7:15  Despierto a mi hija que ya ha empezado el cole (3 años)
7:30-8:00: Amenazas de "bébete la leche ¡¡¡ya!!!", mirando el reloj a punto de darme un ataque porque no llegamos al cole y yo tomándome el café casi frío.
8:00-8:30: Atasco desde casa al cole, mirando perpleja como los padres son capaces de todo por adelantar un puesto en la fila de coches, como si con eso fueran a retroceder en el tiempo y llegar antes o a ganar un premio.
8:35: Dejo a Eva en la puerta del cole y salgo corriendo a meterme en otro atasco de 30 minutos para llegar a casa (en condiciones normales son 10 minutos).
9:00-12:00: Llego a casa, despierto a la enana, cambio pañales y ropa, le doy de desayunar, limpio la casa porque mi querida Mª José se ha ido de vacaciones.
12:00: Salgo para el cole a recoger a Eva (otro atasco, hasta el lunes no se queda en el comedor y empiezan las clases hasta las cinco, miedo me da pensarlo).
12:30: Cojo a Eva, volvemos a casa (otro atasco).
13:00: Tras otros cuantos "gritos" porque no quiere ir al servicio ni lavarse las manos, les doy de comer a las dos, las acuesto, preparo la comida para mi marido y para mí, comemos, quito la mesa, se depiertan, juegos y salidas tooooooooda la tarde.
El resto del día es como si trabajase así que no os suelto más rollo.




¿Comprendéis que deseo que llegue el lunes y volver al trabajo?¿Que vuelva nuestra Mª José? Hasta hay momentos de delirio, que me imagino en mi despacho en silencio... aunque luego, vuelvo a la realidad, y comprendo que me estoy perdiendo muchísimas cosas con las enanas que esta semana, a pesar de lo caótica que ha sido, sí he vivido.


Así que, para cuando necesitéis un momento de relajación y paz, os propongo unos bocaditos de limón y frambuesa, tumbados en el sofá viendo, por fin, llover a través de la ventana.

BOCADITOS DE LIMÓN Y FRAMBUESA:

- 125 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
- 100 gr de azúcar.
- 2 huevos.
- El zumo de un limón.
- La ralladura de un limón.
- 1/2 cucharadita de levadura en polvo.
-  150 gr de harina (si vemos que la masa queda muy líquida vamos añadiendo un poco más de harina).
- Mermelada de frambuesa.

En un bol batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta conseguir una consistencia cremosa. Añadimos el huevo, la ralladura y el zumo de limón y mezclamos todo bien.
Incorporamos poquito a poco la harina tamizada y el azúcar y amasamos . Extendemos la masa entre dos papeles de horno y la metemos en el frigorífico durante un par de horas. Cortamos las galletas, mientras precalentamos el horno a 180º. Ponemos las galletas en las bandejas y horneamos durante 10 minutos a 180º.
Las sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla, una vez que están completamente frías, ponemos un poco de mermelada en una galleta y cerramos con otra galleta. Finalmente, espolvoreamos con azúcar glass.

Y, como siempre, os recuerdo el concurso en el que sorteo el libro de Peggy Porschen:




Que tengáis un buen domingo. 

45 comentarios:

  1. Jajaa!! Un día normal eh?? Cuando son pequeñas todo es un caos, pero las vivencias de estos años tienes que disfrutarlas porque se hacen mayores cuando menos te das cuenta, como me pasa a mi ahora, que lo único que pienso es cómo se va a buscar la vida cuando termine la carrera!!
    A mayores edades mayores son los problemas, como dice siempre mi madre!!
    Me reconfortaré con estos pastelitos tan deliciosos, la frambuesa me encanta!!
    Besote guapa!!

    ResponderEliminar
  2. Es cierto que trabajamos más cuando estamos de vacas, pero que reconfortante poder disfrutar de los niños (a veces , jejeje).
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Aquí antes de ayer también llovió pero bien...me fastidió el primer día que tenía para poder salir pero bueno..jaja la lluvia es buena!
    Esta claro que no paramos ni un momento yo a veces pienso que no se ni como me da tiempo de revisar los blogs y actualizar el mío xd
    Unos bocaditos estupendos, me quedo con los de frambuesa:P
    besos
    hoysonrioalespejo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. JAJA... TE ENTIENDO PERFECTAMENTE!! y es que madre solo hay UNA; y que mal remunerado está el trabajo de las MUJERES DE CASA; y no digo AMAS DE CASA, porque no es verdad!!!
    Aunque este "trabajito" nos enseña tantas y tantas cosas acerca de las relaciones con los seres que nos rodean; y nos invitan a ser GENEROSAS, COMPLACIENTES y a DAR SIN ESPERAR.. ¿verdad que si mi QUERIDA PASTELITO?
    Un beso tesoro; tus BOCADITOS, son el PREMIO PERFECTO para después del COMBATE, jaja.
    Nos leemos!!! :)

    ResponderEliminar
  5. Jajajaja Me rio porque ya he sufrido mucho esta situación y me veo tan reflejada que bueno ¡Qué estrés causan estos hijos!
    La galletas son espectaculares, el bocado ya ni te cuento, riquísimas y perfectas.
    Besos, relájate para tener fuerzas para mañana.

    ResponderEliminar
  6. jajajajaja, horreur!!!!! no sé qué prefiero, excelente receta...y fotos bssss

    ResponderEliminar
  7. Uffffffffff, esta ultima foto me ha llenado la boca de agua, que deliciosa¡¡¡¡, besos

    ResponderEliminar
  8. que ricos bocaditos, yo también le doy un mordisco,bs

    ResponderEliminar
  9. Me encantan como quedaron, a ver si me sacudo un poco la pereza del domingo y me pongo a ellas. Seguro que son deliciosas, como tus pequeñas...besos y ánimo (yo tengo cuatro monstruos sin los que no podría ni respirar, pero te entiendo...)

    ResponderEliminar
  10. Unos bocados riquísimos además de muy apetecibles.
    Acabo de conocer tu blog y me ha gustado mucho, me quedo por aquí.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  11. Qué bocados más buenos nos has preparado, me encanta la combinación de sabores.
    Muxus

    ResponderEliminar
  12. Estos pastelitos tienen que ser bocados de reyes, porque sus fotos ya dicen como estan, bueno lo de tus vacaciones tienes toda la razon, el trabajo de casa es muy duro y cuando hay peques mas aun, asi que espero que se pasen pronto tus vacaciones y a descansar mientras trabajas jeje. Un besazo guapa

    ResponderEliminar
  13. La verdad es que leyéndote, sí que parece más tranquilo un día de ajetreo laboral que un día de tranquilidad en el hogar, jajajaja. Supongo que además, se nota, esos días de trabajo, el rato que estamos con los nuestros, aunque sea más pequeño, es para cosas más ociosas, y se disfruta más y mejor :P

    Estos bocaditos me parecen geniales, para el stress o para lo que venga, que la mezcla de frambuesas y limón siempre va estupenda, ¡me encanta!

    Un besito!!

    ResponderEliminar
  14. Ay, cuando leo estas cosas no me apetece nada nada nada independizarme, tener hijos y blablabla.... bueno, todavía me queda, mejor no pensarlo =)
    Lo que está claro es que qué suerte tener un trabajo que te guste y en el que estés tan contenta, es taaaan importante!
    Me encantan estas pastitas, se ven de lo más tiernas, un bocado delicadísimo.
    Besotes

    ResponderEliminar
  15. Jaja mi pareja que estaba a mi lado se veía muy indentificado con tu historieta, el pobre su ex lo dejó con los dos crios y adios muy buenas,yo no tengo hijos, nunca me a entrado la vena de madre, lo encuentro tan complicado eso de criar unos niños, que no es para mí. Las galletas estupendas con el limón y rellenas una delicia y las fotos preciosas, ya te conteste en mi blog lo de la canela que me preguntabas.Un besote

    ResponderEliminar
  16. Lo que cuentas me suena mucho, mis hijas ya son mayores pero recuerdo el ajetreo de ir y venir al cole siempre corriendo y no parar ni un solo instante, ahora siento añoranza de aquellos tiempos, es lo que tiene cuando se hacen mayores.
    Las galletas tienen muy buena pinta, como para no parar de comerlas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  17. Que ricos bocaditos me los comería todos.

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Disfruta, disfruta, que eso que estás viviendo es lo mejor de lo mejor. Cuando sean adolescentes te vas a acordar mucho de estos días. No te pierdas ni un minuto, a pesar de que tengas que gritar mil veces "haz eso o aquello"... es lo mejor de la vida.
    Pero si te hartas, tómate unos cuantos bocaditos de los que nos has presentado. Tienen una pinta, que seguro que quitan todos los males. Estoy dándole vueltas al coco porque quiero ese libroooo besos y buena semana, olvídate para quien trabajas y disfruta del silencio de tu despacho, que eso es una suerte.

    ResponderEliminar
  19. Hummmm....tes biscuits au framboise sont superbe, ta recette me plait beaucoup!

    Bravo

    ResponderEliminar
  20. Que delicia de galletas mmmm se me hace la boca agua.
    Saludos, Sandra.

    ResponderEliminar
  21. Es que la vida hogareña estrictamente hablando es dura, hay que saber llevarla y si estás acostumbrada a tener tu trabajo fuera y que la chica te solucione las cosas domésticas, cuesta, lo comprendo...
    Vaya bocaditos más apetecibles, con uno de estos y un besito de tus niños se te quitan todos los males, ya verás:):)

    ResponderEliminar
  22. Te han quedado delicioso, para comer uno detrás de otro. Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar
  23. Helena que bien te han quedado y que rica combinación ácida-dulce, me encanta!!! un besito

    ResponderEliminar
  24. Pues si leyendo tu entrada un dia laboral es de lo mas relajado ,ahora la situacion es un poco agobiante pero cuando sean mas mayores la cosa cambia ya veras.
    Yo tambien me voy tempranito a trabajar pero desde hace unos años mi marido es el que se encarga de levantar al peque el entra mas tarde a trabajar y puede hacerlo ojala yo pudiera pirque me he perdido muxaaas cosas pero en fin es lo que hay si se quiere trabajar hay que sacrificarse unos añitos .
    Las galletas te han quedado de relujooo y seguro que estan deliciosas tengo que mirar si consigo frambuesas para hacer la mermelada y luego las galletas.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  25. Uffff imagino que somos muchas las que nos identificamos con lo que nos cuentas, sobre tooooodo lo de las prisas que parece que ellos tienen un radar que dice "mamá tiene prisa, pues yo voy más lennnnnntoooo" jeje.
    Geniales estos bocaditos, los probaremos y seguro los comeré con una sonrisa recordando lo que nos comentas. Besos.

    ResponderEliminar
  26. Aprovéchate ahora que son pequeñas las nenas, que cuando te quieras dar cuenta serán grandes y echarás de menos estos días taan ajetreados;)
    De todas formas, todos agradecemos de vez en cuando, un momento de paz y desde luego estos bocaditos son perfectos!! se ven deliciosos.
    Bsos

    ResponderEliminar
  27. Pura delicia ....estos me los hago para mi solita, bueno no, me los llevo el fin de semana con los amigos :D

    Un besote grande!

    ResponderEliminar
  28. No sabes cómo te entiendo! Yo trabajo,tengo 2 adolescentes , el pequeño juega al balonmano , cuando no tengo que llevarlo o recogerlo ,juega los sábados por la mañana.... Vamos, que a veces descanso en el trabajo . Me quedo como seguidora para no perderme tus recetas e intentaré llegar al concurso . Los bocadillos de limón y frambuesa me parecen deliciosos . Un besito .

    ResponderEliminar
  29. Mi niña,una historia que creo que todas las mamas nos vemos identificadas,los peques son un tesoro y las mamas un premio¡¡¡¡
    Mi niña me apunto tus bocaditos tan exquisitos después de un duro día bien merece una delicia de limón y frambuesa.

    ResponderEliminar
  30. Tú tranquila, Helena, que de aquí a nada las niñas se harán grandes y ya no precisarán más de ti, y poco después comenzarás a apreciar el tiempo que te puedes dedicar a ti misma, y cuando pasen unos años más, echarás de menos tener que ocuparte tanto de tus niñas. Pero está claro que en muchas ocasiones hay situaciones que nos desbordan y queremos que pasen rápido, rápido.

    Estas galletas son una buena excusa para comer en cualquier momento, pero si es tranquilo, mejor. Si no, ¿cómo vamos entonces a sacar toda su esencia y disfrutarlas?

    Un beso.

    ResponderEliminar
  31. Hola Helena, vas a tener que perdonarme, pero últimamente no coincido contigo mucho. Los fines de semana estoy totalmente desconectado y fuera de servicio...jaja. Pero intento ponerme un poco al día de todos los blogs a los que sigo, que no son pocos y acabo de descubrir tu concurso de dulces internacionales y por supuesto que me encantaría participar. Ahora mismo me leo las bases, coloco el logo y comienzo a pensar en alguna receta. Un beso.

    ResponderEliminar
  32. Hola guapa
    Bonito disfrutar de la familia, los niños, la casa, las salidas perooo todo en su justa medida, jajaja
    Por cierto me llevo el logo que si no se me pasará, que últimamente tengo la cabeza en otro mundo ;-)
    Besitos

    ResponderEliminar
  33. Estos bocaditos tienen una pinta deliciosa, qué ganas de probar uno!
    http://juegodesabores.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  34. Me has conquistado con la receta, que rica debe de estar. Y a todo el mundo le pasa lo mismo quedarse en días de vacaciones en casa es trabajar más que en el trabajo.
    Muchos besicos, y me ha encantado tu blog, lo he conocido a través de Chelo de Cogollos de Agua, y qué bonito es.
    Besos,

    ResponderEliminar
  35. Estos dias los pasamos todas, menudo caos!!!! buenisima receta para elaborar bocaditos de limón...me los copio que nos van a encantar!!! Besos,

    ResponderEliminar
  36. Me ha encantado esta entrada, el otreo día un amigo me dijo lo mismo, estoy deseando terminar las vacaciones para poder descansar de los niños!! y es que en S/C las colas en horas puntas son impresionantes!!! Las galletas tienen una pinta estupenda, me apunto la receta a ver si me sale algo parecido!!! Y no me acordaba del concurso...uff menos mal que lo has recordado!!!

    ResponderEliminar
  37. Que buenos se ven estos bocaditos, tienen que estar de rechupete.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  38. Por aquí todavía hace un poquito de calor pero ya se nota la bajada de temperaturas.
    Me anoto tu rica receta para mi reto galletero :)
    Se ven deliciosas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  39. Te han quedado deliciosa, solo con ver las fotos dan ganas de meter la mano besos

    ResponderEliminar
  40. ajaja me has hecho reír con tu post, ainssss es que las madres que trabajamos fuera de casa vamos de cabeza pero cuando se rompe esa rutina con algún día de puente o vacaciones sueltas nos encontramos como desorientadas ajaj, lo mejor es tener como mínimo un mes de vacaciones si no como que no nos va bien....bueno fuera bromas , estas galletitas me han encantado y la combinación del limón con la frambuesa es riquísima, besitos guapa

    ResponderEliminar
  41. Me encanta la combinación del limón y de la frambuesa! Y han quedan super bonitas.
    Lili
    http://azucarymantequilla.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  42. yo llevo 3 años en el paro y trabajo más que cuando cobraba por trabajar fuera de casa, claro que ahora soy una supermamá porque soy la hostia, ups, perdón, que lo mismo valgo para un roto que para un descosido. Y no sigamos hablando porque entonces me lio la manta a la cabeza, me pongo a hacer estas galletas para acompañar con un café y eso no le conviene a mi culo, jajaja

    Besos. Paula

    ResponderEliminar
  43. Que interesante combinación
    Una nueva seguidora :D
    Saludos desde Uruguay
    Valen

    ResponderEliminar
  44. Hace mucho tiempo que no pasaba por aquí y me encuentro entre otras delicias, estos ricos bocaditos, y esa fantástica tarta arácnida....umm, que hambre me acaba de entrar.

    ResponderEliminar
  45. De estos bocaditos me tomaba yo unos cuantos para merendar.
    Me gustan mucho.

    ResponderEliminar