viernes, 26 de agosto de 2011

HUEVOS CON GUISANTES Y JAMÓN

Esta semana os dejo una de las recetas clásicas de mi casa. La receta es de mi madre, así que yo la conozco desde que era pequeña. Es una comida que gusta tanto a grandes como a pequeños y que, todo el  que la prueba te pide la receta  por lo rica y lo económica que es. Yo la hago con frecuencia cuando me pasa eso de "¿y qué pongo de comer mañana?"  o "¿y esta noche qué pongo de cenar?" porque no he preparado nada y no me apetece ponerme a cocinar cosas que lleven tiempo o ir a comprar algo porque no tengo casi nada, ya que  los ingredientes se suelen tener siempre en el frigorífico.Es una forma diferente de hacer los clásicos huevos con guisantes y jamón y, lo más importante en los tiempos que corren es que es una receta económica, muy fácil de hacer y muy rápida. Así que, con esta receta familiar participo en el concurso "Esta crisis no me deja sin comer" que Miriam del blog "Mi cocinita" (si no lo conocéis pasaros por él porque tiene recetas sencillas, de las de toda la vida... esas que nos gustan tanto y que son las que normalmenten no faltan en una casa porque se hacen cada día par que coma la familia) ha organizado con motivo de sus 50 seguidores.

INGREDIENTES:

- Huevos cocidos (la cantidad que queramos, dependiendo de los que seamos. Yo suelo poner tres por persona porque si sobra lo tengo para apañarme la cena del día siguiente).
- Guisantes (si los hay naturales bien, pero entre congelados y en conserva yo los prefiero congelados porque los que son en conserva no saben igual, siempre les queda un saborcillo a conserva).
- Jamón serrano cortado en taquitos pequeños.
- Cebolla.
- 200-250 ml de leche entera.
- Aceite (de oliva, por supuesto).
- Harina.
- Sal.



Partimos los huevos duros por la mitad, los enharinamos y los doramos un poco (por los dos lados) en el aceite caliente. Cuando estén dorados, los sacamos y los reservamos colocados en una fuente.



En el mismo aciete anterior, pochamos la cebolla. Cuando esté pochada le añadimos, los guisantes (si son congelados, descongelados y cocidos) y el jamón y lo de jamos un par de minutos (lo justo para que el jamón se fría un poco).



 A continuación añadimos la leche y le echamos una pizca de sal. Dejamos que hierva un poco y le añadimos una cucharadita de harina para que espese. Cuando haya espesado un poco la salsa (en ningún caso queremos que sea una bechamel, simplemente que espese un poco) la vertemos sobre los huevos reservados en la fuente.






Este plato puede servir de plato único (si es para una cena, por ejemplo), de primer plato, de aperitivo, servidos individualmente (yo los he puesto de aperitivos en cucharas troceando el huevo... en fin, como se quiera.



Espero que os guste

sábado, 20 de agosto de 2011

TARTA DE LIMÓN Y MERENGUE

Tenía hecho desde hace unos días Lemon Curd (pondré la receta en otra entrada) porque me regalaron un montón de limones y se me estaban poniendo malos, así que la mejor forma de "conservarlos" era hacer esta crema inglesa tan famosa. Total que tenía tres botes de Lemon Curd muertos de risa en la nevera esperando el momento justo para utilizarlos y resulta que hoy tenemos comida familiar en casa y decidí hacer la Tarta de Limón que viene en en libro de "Thermomix: Imprescindible para su cocina" y ""Repostería y pastelería con Thermomix", auque adaptándolas un poco a la crema que ya tenía hecha.



Por cierto, que es lo más importante y, antes de que se me olvide, el molde en el que hice la tarta aunque lo veáis tan normal no lo es, es una serie que venden en el Corte Inglés (no sé si en más sitios) que se llama "Cocina con corazón" y los hacen niños con discapacidad, no son nada caros (y además son muy bonitos) y los beneficios que obtienen las empresas que los venden van destinados directamente a mejorar las condiciones de estos niños (contrucción de escuelas-taller, etc), así que si os gusta y os paetece, ya sabéis dónde encontrarlos.

INGREDIENTES:

Para la masa Sablé:
 300 gr de harina de respostería.
150 gr de mantequilla en trozos pequeños (mejor fría).
70 gr de azúcar glas.
2 yemas de huevo.
25 gr de leche entera fría.
1 cucharadita de levadura química.
1 huevo batido.

Para la crema de limón:
 350 ml de Lemon Curd.
50 gr de Maizena.

Para el  merengue:
 4 claras de huevo.
200 gr de azúcar.


 En primer lugar hacemos la Masa Sablé, echando en el vaso todos los ingredientes en el mismo orden que se indica, y se programa 20segundos, velocidad 6. Metemos la masa en una bolsa de plástico y dejamos reposar 15 minutos en el frigorifico.
Sacamos la masa del frigorífico y la estiramos  con un rodillo. La ponemos en un molde y la volvemos a introducir en el frigorífico otros 15 minutos. Pasado el tiempo la sacamos, pinchamos la masa muy bien con un tenedor (para que no suba) y la pintamos con huev batido. L metemos en el horno (precalentado a 180º), durante 15 minutos.

Lavamos el vaso y pasamos a hacer la crema de limón. Echamos el Lemon Curd y la Maizena y programamos 8 minutos, 70º, velocidad 3. Sacamos la crema y la dejamos en un recipiente para que se temple un poco.
Lavamos nuevamente el vaso y lo secamos muy bien. Ponemos las mariposas y echamos el azúcar y las claras y programamos 6 minutos, 37º velocidad 3 1/2. Cuando pase el tiempo programado, volvemos a programar otros 6 minutos sin temperatura a velocidad 3 1/2.



lunes, 15 de agosto de 2011

CREMA DE MELÓN CON JAMÓN CRUJIENTE

Tengo muchos recuerdos de mi padre, pero uno que me viene a la cabeza cada vez que abrimos un melón en casa es que era una de las frutas que más les gustaba, casi todos los días del verano tomaba melón... pero ya sabéis todos que el melón no siempre está en su punto y que hay veces que está verde y no sabe a nada, pues me acuerdo que le dio por hacer ensaladas con el melón, y a mí, que por ese entonces era bastante "tiquismiquis" con la comida no me gustaban nada de nada, pero él se metía unos platos impresionantes porque le gustaba comer una barbaridad. También me acuerdo de que a mi madre también se le ocurrió otra manera de aprovechar los melones que no sabían a nada y era haciendo una crema (crema de la que algún día os diré la receta, claro). Pues bien, no me lío más, el otro día comiendo en casa tuvimos la "desgracia" de abrir un melón que no sabía a nada así que, se me ocurrió hacer una crema (ya que la ensalada todavía no me gusta mucho y no encontraba la receta de mi madre), que se puede tomar caliente o fría... aunque con este calor mejor fría ¿no?

INGREDIENTES:

- 3 puerros lavados y quitada la parte verde.
- 1 patata grande (o dos sin son pequeñas).
- Pimienta.
- Sal.
- Aceite.
-500 ml. de agua.
- 200 ml de nata.
- Jamón serrano.
- Aceite de oliva.
- 1 cuarto de vaso de jerez.
- Un melón (no hace falta que esté maduro).

Se sofríe el puerro hasta que esté blandito (yo le añado un poco de sal al sofreirlo porque se ablanda mejor). Mientras se hace el puerro, limpiamos el melón de pepitas y lo cortamos en trozos.Cuando el puerro esté se pasa a una olla (junto con el aceite del sofrito). Se le añade la patata cortada en trozos, se echa el agua y el jerez y se cuece todo durante 20 minutos. Pasado este tiempo se bate todo muy bien, se le añade la pimienta, la nata y el melón y se cuelve a batir todo. Si queda una crema demasiado consistente se le puede añadir un poco de leche entera para aligerarla (yo le añadí medio vaso).
Para hacer el jamón crujiente forramos una bandeja de horno con papel antiadherente y ponemos las lonchas (cortadas muy finas) sobre él. Para que las lonchas no se doblen ponemos otro papel encima de hechas y lo pegamos con las manos. Metemos la bandeja en el horno programado 10 minutos a 180º.

sábado, 13 de agosto de 2011

BUNDT CAKE DE VAINILLA Y CARDAMOMO




Tras dar millones de vueltas acerca de la receta con la me gustaría inaugurar este blog... vueltas en las que unas veces pensaba "lo inauguro con alguna receta salada" que es con lo primero que empecé, otras en las que me decía "no, no, con alguna receta típica manchega" (que es mi tierra), o con algún entrante (que es más fácil y muchas veces más vistoso)... pero al final, me decidí por una receta dulce en honor al nombre del blog... y, aunque no se trata de un pastel, sí de un bizcocho muy muy especial (o cake que es más "moderno"). Concretamente se trata de un Bundt Cake, que ultimamente están muy de moda en el mundo blogger gracias, sobre todo, al maravilloso blog de "El Rincón de Bea". Un Bundt Cake no es más que un bizcocho (un poco más esponjoso que el bizcocho tradicional) que se hace en un molde especial, denominado bundt, los más comunes son los que tienen un agujero en el centro, pero actualmente los hay de mil formas (castillos, corazones, árboles, etc). 
En concreto esta receta la saqué de uno de mis blogs favoritos "Cocina de color Lila"  aunque, como normalmente intorduzco variaciones en las recetas (por eso de innovar un poco aunque a veces haga un "estropicio" total), en este caso no iba a ser menos.



INGREDIENTES:

410 gr. de harina.
1 + 1/2 cucharada de levadura.
Una pizquita de sal.
4 huevos grandes.
250grs. de mantequilla a temperatura ambiente.
250 grs. de azúcar blanquilla.
175 ml de buttermilk.
100 ml de leche.
5 o 6 granos de cardamomo.
1 vaina de vainilla.

En primer lugar abrimos la vaina de vainilla y, con la punta de cuchillo, extraemos las semillas de vainilla. Calentamos la leche y le añadimos los granos de cardamomo, las semillas de vainilla y la vaina, y lo dejamos hervir durante 5 minutos. Lo dejamos enfriar y lo reservamos un mínimo de dos horas para que la leche coja todo el sabor de las especias (yo hice la infusión por la mañana y el bundt cake por la tarde, así que lo tuve má o menos 8 horas). 

Tamizamos la harina, con la levadura y la sal. y precalentamos el horno a 190º.

Ponemos la mantequilla en la Thermomix y programamos 3 minutos, velocidad 3 1/2. Añadimos el azúcar y programamos 10 minutos, velocidad 3 1/2 (bajando de vez en cuando los restos que queden por las paredes del vaso). Una vez finalizado el tiempo, volvemos a poner la Thermomix en velocidad 3 1/2 (sin programar tiempo) y vamos añadiendo los huevos e uno en uno por el bocal. A continuación mezclamos la infusión de leche con el buttermilk y vamos echando (sin parar la TMX y también por el bocal) un cubilete de harina, otro de leche con buttermilk.

Vertemos la mezcla anterior en un molde para bundt cakes y lo metemos en el horno50 minutos,a segurándonos que al meter un palillo, sale limpio, sino habrá que programas 5 o 10 minutos más. Sacamos y dejamos 10 minutos en el molde. A continuación lo volcamos sobre una rejilla y dejamos enfriar.

FROSTING DE VAINILLA.
INGREDIENTES:
- 2 tazas y media de azúcar glass (comprado, no hecho con la TMX).
- 1 cucharita de esencia de vainilla.
- 1 cuharita de mantequilla.
- 2 cucharadas de leche.

Derretimos la mantequilla programando 1 minuto, 60º, velocidad 2. Añadimos la esencia de vainilla y la leche y, sin programar ni temperatura ni tiempo, vamos añadiendo el azúcar glass hasta que se forme una crema. Cuando el Bundt Caje esté frió echamos el frosting por encima.

El resultado es sorprendente, la mezcla de cardamomo y vainilla es  espectacular y el buttermilk le deja una textura esponjosa y muy suave.