miércoles, 11 de mayo de 2016

Bizcocho de yogur y manzana




Tras algunos problemas para poder publicar el lunes, por fin puedo hacerlo así que hoy os traigo para desayunar un clásico: Bizcocho de yogur y manzana. 
El bizcocho de yogur es el más conocido en España, en cualquier casa se hace y es que, para su elaboración, no se necesitan ingredientes especiales, ni robots de cocina o aparatos "complicados". Ni siquiera se necesita una pesa ya que, con la medida del vaso del yogur ya tenemos suficiente. Para mí, es el mejor bizcocho que existe, mucho más esponjoso que el famoso bizcocho cuatro cuartos y más sano, ya que no lleva mantequilla sino aceite de oliva. Muchas veces, como esta vez, yo le añado capas de manzana cortadas en láminas muy finitas, lo que hace que la suavidad del bizcocho se aún mayor.



En casa normalmente lo hacemos con manzana, pero se puede hacer pera, con melocotón, etc. 






Bizcocho de yogur y manzana.



Ingredientes:


- 1 yogur de limón.
- 1 medida de yogur de aceite de oliva.
- 2 medidas de yogur de azúcar.
- 3 medidas de yogur de harina.
- 3 huevos.
- 1 sobre de levadura Royal.
- 2 manzanas.

Precalentamos el horno a 175º. Cortamos las manzanas en láminas finas, las ponemos en un bol y las cubrimos de agua con unas gotas de limón.
Batimos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen. Echamos el aceite y mezclamos. Añadimos la harina y la levadura tamizada y batimos hasta que esté todo integrado.
Engrasamos un molde desmoldable y vertemos la mezcla en él, alternando capas de masa con capas de manzana. Horneamos 50 minutos a 175º (o hasta que al pinchar con un palillo, éste salga limpio).

lunes, 25 de abril de 2016

Victoria Sponge Cake





Esta semana seguimos con nuestro repertorio de dulces tradicionales viajando hasta tierras británicas con una tarta victoriana y es que, la reina Victoria era una gran amante de los dulces. Según dicen, no perdonaba la hora del te que siempre estaba acompañado de multitud de dulces. Se sabe que, entre esos dulces, nunca faltaban los famosos scones y, sobre todo, la tarta Victoria o "Victoria Sponge Cake"  que recibe el nombre precisamente por ser la favorita de la soberana británica. Sin duda, es la tarta inglesa más famosa y no falta en ninguna pastelería y casi en ninguna casa ya que por un lado, lo buena que está y, por otro, la sencillez de su elaboración además de que los ingredientes se suelen tener a mano en cualquier casa, hacen que cualquier persona la pueda preparar.


La tarta consiste en un bizcocho cuatro cuartos clásico que se corta por la mitad y se rellena de nata montada, chantilly o crema agria y mermelada de fresas, frutos rojos o frambuesa.


Victoria Sponge Cake



Ingredientes:



- 3 huevos.
- Harina: El mismo peso que los huevos.
- Azúcar: El mismo peso que los huevos.
- Mantequilla a temperatura ambiente: El mismo peso que los huevos.
- 1 cucharadita de vainilla en pasta.
- 1 sobre de levadura Royal.

- Mermelada de fresas o frambuesa.
- 250 ml de nata para montar.
- 75 gr de azúcar glass tamizada.

Precalentamos el horno a 175º.
Engrasamos un molde desmoldable de 20 cm.
Ponemos un bol sobre una pesa y cascamos los huevos sobre él para pesarlos y saber la medida exacta de harina, azúcar y mantequilla que tendremos que utilizar. 
Mezclamos la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee y doble su volumen. Añadimos los huevos uno a uno y a continuación la harina. Mezclamos bien pero sin pasarnos de batido (sólo hasta que se forma una mezcla homogénea).
Horneamos 45 minutos 175º (o hasta que, al pinchar con un palillo éste salga limpio). Sacamos y dejamos enfriar.

Montamos la nata con el azúcar glass.

Calentamos un poquito la mermelada en el microondas para que sea más fácil extenderla.

Una vez frío, cortamos el bizcocho en dos, ponemos una capa de mermelada y encima la nata en uno y tapamos con el otro bizcocho. Espolvoreamos con azúcar glass y decoramos, si queremos con fresas, frambuesas o frutos rojos.


lunes, 11 de abril de 2016

Pannacotta




Después un mes sin poder publicar, volvemos con otra receta tradicional, pero esta vez no es un dulce español sino italiano. La famosa Pannacotta, en su versión más clásica, únicamente aromatizada con una vaina de vainilla pura de Tahití.
La pannacotta tiene una textura parecida a la de la gelatina, aunque más cremosa. Lo ideal es elaborarla con una nata que tenga una gran cantidad de materia grasa, en España es difícil encontrar este tipo de natas por lo que podemos sustituirla por nata para montar con un índice de materia grasa del 35,1%. De esta forma conseguiremos que el sabor a nata sea más intenso que si utlizamos cualquier otro tipo de nata.
Lo normal es acompañar la Pannacotta con frutos rojos, mermeladas de frutos rojos, gelatina de fresas, frambuesas, etc, aunque se puede acompañar de cualquier fruta o crema dulce que se nos ocurra.




Como podéis ver, he decorado los botes de pannacotta con unas etiquetas adhesivas. Son de Petit Fernand, empresa dedicada a la fabricación de etiquetas adhesivas para niños que está comenzando  a lanzar una nueva línea de productos, especiales para la cocina, con un diseñó precioso y una característica que hace a estas etiquetas muy especiales: Se pueden meter en el lavavajillas sin problemas. Además, los que somos padres sabemos la importancia que tiene marcar toda la ropa, libros, etc que nuestros hijos llevan al cole así que, no dudéis en entrar en su web, (www.petit-fernand.es) y ver todo las etiquetas y diseños que tienen. 



Pannacotta



Ingredientes:


- 400 ml de nata (con un mínimo de 35,1% de materia grasa).
- 400 ml de leche entera.
- 125 gr de azúcar.
- 1 vaina de vainilla.
- 9 hojas de gelatina.
Hidratamos la gelatina en agua muy fría.
Ponemos a hervir todos los ingredientes (excepto la gelatina) en un cazo y lo llevamos a ebullición. Una vez que rompa a hervir, lo retiramos del fuego, quitamos la vaina de vainilla y le añadimos la gelatina, removiendo hasta que se deshaga. Echamos la mezcla en nuestros moldes (si son moldes desmoldables lo tendremos que haber engrasado previamente), dejamos que se enfríen y reservamos en la nevera un mínimo de 12 horas.


Nota: Si dejamos infusionar la mezcla de nata y leche con la vainilla, el sabor de la pannacotta será buenísimo. En este caso yo he acompañado la pannacotta de fresas y gelatina natural de fresas pero, se puede acompañar de lo que más os guste.



martes, 1 de marzo de 2016

Pastel vasco



Esta semana os traigo de nuevo dulce tradicional. En este caso nos vamos al País Vasco para traer un Pastel Vasco relleno de crema pastelera. El origen de este pastel está en el País Vasco francés, en la región de Lapurdi (Labourd), aunque allí se suele preparar relleno de mermelada o frutas. En el País vasco español se rellena de crema pastelera, aunque es posible verlo relleno casi de cualquier cosa.  La versión que yo os traigo es la de crema pastelera.



La mayor dificultad de este pastel está en lo quebradizo de la masa ya que, al llevar una gran cantidad de mantequilla, hace que su manejo sea un poco difícil por la fragilidad de la masa. Habrá que enfriarla antes de su manejo y trabajarla rápidamente al estirarla y, si vemos que se empieza a pegar tendremos que volver a enfriarla unos momentos.







Galletas italianas.



Ingredientes:


- 300 de azúcar.
- 275 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
- 3 yemas de huevos.
- 1 pizca de sal.
- 1 cucharada de levadura.
- 1 huevo para barnizar o azúcar glass para espolvorear (En este caso usé azúcar)

Batimos el azúcar con la mantequilla, le añadimos las yemas sin parar de batir. Cuando las yemas estén integradas añadimos la harina, la levadura y la pizca de sal (previamente tamizadas) y amasamos bien, hasta conseguir una masa homogénea. Formamos una bola con la masa y la metemos en el frigorífico al menos una hora

Dividimos la masa en dos partes y las estiramos entre dos papeles de hornear (si vemos que se pega volvemos a enfriar un rato). Engrasamos un molde de 22 cm y forramos con la mitad de una de las masas, cubriendo los laterales. Rellenamos con nuestra crema pastelera y cubrimos con la otra mitad de masa. Pintamos con huevo batido y horneamos 45 minutos a 160º. 

Crema pastelera: Pinchad aquí.

lunes, 15 de febrero de 2016

Galletas italianas


Hace más de un año que no publico unas galletas. Esto es una cosa rara porque es una de las cosas que más hago ya que están buenísimas, una galleta casera no tiene nada que ver con una industrial y, además, son fáciles y rápidas de hacer. Os hablo, en todo caso, de las "galletas rústicas", como yo las llamo, no de las galletas decoradas que yo no hago ya que no me parece que sean para comer sino para decorar, algunas son tan bonitas que me daría pena darles un mordisco. Las "galletas rústicas", tradicionales,  me gustan en todas sus versiones, simples, rellenas, de chocolate... de lo que sea. Esta vez os traigo unas galletas italianas de almendra ,especialmente indicadas para las personas celíacas ya que no contienen gluten. 





Galletas italianas.



Ingredientes:

- 200 gr de almendra molida.
- 200 gr de azúcar glass.
- 1 clara de huevo.
- 1 cucharada de miel.
- Almendras o mermeladas para el relleno.

Precalentamos el horno a 150º.

Mezclamos la almendra y el azúcar glass. Añadimos la miel y el huevo y mezclamos bien. Con ayuda de papel film hacemos un rulo con la masa de unos 3 cm de grosor y lo dejamos reposar en el frigorífico durante media hora. Cuando la masa esté fría cortamos porciones del mismo tamaño y las vamos poniendo sobre una bandeja de horno, forrada con papel de hornear. Hacemos un hueco en el centro con el dedo y lo rellenamos de lo que queramos (almendras, mermelada, etc). Horneamos 20 minutos a 150º.

Fuente: "Pastry" de Richard Bertinet.

lunes, 1 de febrero de 2016

Marbled Chocolate Bundt Cake





Esta semana os traigo una de las recetas típicas de mi casa, un bizcocho que hago desde hace años, un bizcocho marmolado de chocolate o, en su versión bundt cake: Marbled Chocolate Bundt Cake. 
Las cantidades que os doy son para un molde bundt cake grande y, por tanto, sale un bizcocho muy grande pero, si queréis hacerlo más pequeño, se puede hacer sin problema reduciendo las cantidades a la mitad y reduciendo el tiempo de horneado.





Marbled chocolate bundt cake.



Ingredientes para el bizcocho:

- 3 tazas y media de harina de harina.
- 1/2 taza de cacao.
- 2 tazas y media de azúcar.
- 1 cucharada de levadura Royal.
- 325 ml de aceite de girasol.
- 5 huevos.
- 100 ml de leche.
- 1 cucharadita de extracto de vainilla.

Para el glaseado de chocolate:
- 200 gr de chocolate de cobertura.
- 60 gr de mantequilla.

Precalentamos el horno a 175º.

Tamizamos por separado la harina y el cacao. Dejamos reservada media taza de harina y la media taza de cacao (en recipientes separados). 
Batimos el aceite con el azúcar, añadimos el extracto de vainilla y la leche y vamos añadiendo los huevos uno a uno. A continuación añadimos la harina poco a poco (salvo la media taza que hemos reservado). Cuando esté todo integrado, dividimos la mezcla en dos boles. En uno de los boles añadimos la media taza de cacao y en otro la de harina que habíamos reservado y mezclamos bien. 
Engrasamos nuestro molde bundt cake y vamos alternando capas de masa de chocolate y masa sin chocolate. Finalmente, horneamos 45 minutos a 175º(o hasta que al pinchar con un palillo, éste salga limpio). Mientras, hacemos el glaseado deshaciendo la mantequilla y el chocolate en un cazo a fuego lento. Cuando nuestro bundt cake esté hecho, lo sacamos del horno, dejamos 15 minutos que se enfríe dentro del molde y desmoldamos sobre una rejilla. Finalmente, le echamos el glaseado por encima y esperamos que se enfríe.

lunes, 25 de enero de 2016

Cinnamon Rolls

 



Esta semana os traemos un dulce que conoce casi todo el mundo gracias a su venta en los famosos establecimientos Starbucks y, sobre todo, a la fiebre que nos invade con la repostería americana y del norte de Europa. Los cinnamon rolls o rollitos de canela están de moda y, no me extraña, están buenísimos. Son tiernos y muy aromáticos. Son un auténtico placer para los amantes de la canela.
 


Se pueden tomar fríos o calientes, lo normal es tomarlos calentitos con un buen café.



 



Cinnamon Rolls (Rollitos de canela).



Ingredientes para el bizcocho:

- 650 gr de harina de fuerza.
- 25 gr de levadura fresca.
- 150 gr de azúcar..
- 2 huevos.
- 75 gr de mantequilla derretida.
- 1 pizca de sal.

Para el relleno:

- 200 gr de azúcar moscovado.
- 3 cucharadas de canela.
- 75 gr de mantequilla derretida.

Calentamos la leche y deshacemos la mantequilla en ella, cuando esta mezcla esté templada, deshacemos la levadura en ella. Añadimos los huevos y los mezclamos. Agramos la harina, la sal y el azúcar y amasamos bien hasta que nos quede una masa suave, que no se nos pegue en las manos. Dejamos reposar la masa en un bol engrasado hasta que doble su volumen (taparemos el bol con film mientras la masa fermenta)
Cuando haya doblado su volumen, ponemos la masa en una superficie enharinada y, con la ayuda de un rodillo, la extendemos hasta formar un rectángulo de medio dedo de grosor. Pintamos la superficie con mantequilla derretida, hacemos una mezcla de azúcar y canela y la echamos por encima de la masa. Formamos un rulo con ella y vamos cortando de dos dedos de grosor. Los ponemos en una bandeja, separados los unos de los otros un poco, tapamos con papel film y dejamos reposar hasta que doblen su volumen. 
Precalentamos el horno a 175º.

Una vez que los rollitos hayan doblado su volumen los horneamos durante 20 minutos.

Para el glaseado:

- 75 gr de queso crema.
- 200 gr de azúcar glass.
- 1 cucharadita de vainilla en pasta.
- 4 cucharadas de leche.

Mezclamos todos los ingredientes hasta formar una pasta (si vemos que queda muy espesa añadimos un poco más de leche).


Para finalizar, echamos el glaseado por encima de los cinnamon rolls en cuanto los saquemos del horno.

Nota: Los cinnamon rolls se pueden tomar fríos o calientes, lo normal es consumirlos recién hechos. Con las cantidades de la receta salen unos 18 rollitos.