viernes, 2 de septiembre de 2016

Enfilada asturiana



Segundo día de septiembre y, como cada año, con el curso escolar, este blog vuelve a su actividad. Este año empezamos el curso con una receta tradicional, una receta asturiana: Enfilada (o afilada). Una especie de brioche, que tostado y untado con una buena mantequilla y mermelada del sabor que más nos guste, se convierta en uno de los mejores desayunos que podamos tomar y, en una de las mejores tostadas del mundo. 

Si en junio os deje con un semifrío de frambuesas muy fácil y rápido de hacer, en este caso la receta es muy fácil de elaborar pero su elaboración es larga, debido a los largos tiempos de reposo.



La enfilada es tradicional de la zona occidental de Asturias, especialmente la zona de Cudillero y Luarca, región que todos tenéis que visitar, al menos una vez en la vida, para disfrutar de uno de los paisajes más impresionantes de España visitando Cabo Vidio, ver pueblos tan pintorescos como Cudillero o la bajada al puerto de Luarca,relajaros en sus playas o paseando a través de los prados asturianos,  disfrutar de la magnífica gastronomía asturiana y para, en resumen, conocer una de las regiones más bonitas de nuestro país.




Enfilada asturiana


Ingredientes:


- 750 gr de harina tamizada.
- 150 gr de mantequilla.
- 40 gr de levadura.
- 3 huevos.
- 50 ml de anís.
- 1 cucharadita de sal.
1. Batimos los huevos con el azúcar hasta que espumen.
2. Derretimos la mantequilla y se la añadimos a la mezcla de huevos y azúcar, añadimos el anís.
3. Disolvemos la levadura en un poquito de leche y la echamos a la mezcla anterior
4. Añadimos la harina y la sal.
5. Amasamos bien, hasta que nos quede una bola que no se pegue. Dejamos que doble su volumen (unas cinco horas a temperatura ambiente o en el frigorífico toda la noche más dos horas fuera del frígorífico).
6. Dividimos la masa en tres partes, y formamos una tiras con cada una. Trenzamos las tiras entre sí y pintamos la trenza con huevo.
7. Tapamos la enfilada con un paño y dejamos que aumente su volumen durante una hora (llegará casi a doblar su volumen).
8. Precalentamos el horno a 175º y horneamos la enfilada durante 35 minutos aproximadamente.

Nota: Con estas cantidades sale una enfilada grande, se pueden dividir por la mitad para que nos salga más pequeña.


jueves, 30 de junio de 2016

Semifrío de frambuesas




Hoy, coincidiendo con el último día de junio, os traigo la última receta de la temporada ya que, como cada año, El Pastelito Valiente, cierra la puertas de su cocina hasta el mes de septiembre, mes en el que volverá a poner el cartel de abierto para seguir experimentando en la cocina.

Como no podía ser de otra manera, despido la temporada con una receta muy veraniega. Un semifrío de frambuesas, muy fácil de hacer ya que no se necesita heladera, como es el caso de los helados. Además, aunque yo lo he hecho con frrambuesas para seguir la receta de Lorraine Pascale, se puede hacer con cualquier fruta o sirope que tengamos en casa.

Espero que os guste. ¡Hasta septiembre! ¡Feliz verano!






Semifrío de frambuesas.



Ingredientes:


- 2 claras de huevo.
- 200 ml de nata para montar.
- 250 gr de frambuesas.
- 125 gr de azúcar glass.

1. En un bol, montamos las claras de huevo a punto de nieve
2. Montamos la nata junto al azúcar.
3. Mezclamos la nata y las claras con movimientos envolventes, con cuidado para que no se baje.
4. Batimos 200 gr de frambuesas y lo pasamos por un colador para evitar que caigan semillas. (Reservamos 50 gr de frambuesas enteras).
5. Humedecemos con agua un molde rectangular y lo forramos con papel film.
6. En el molde anterior vamos poniendo capas de la mezcla de nata y claras con el zumo de frambuesa y añadiendo algunas frambuesas sueltas.
7. Congelar al menos 24 horas antes de comer.


Fuente: Lorraine Pascale.
Nota: Se puede servir decorado con galletas Speculoos.

lunes, 6 de junio de 2016

Bundt Cake de limón



Hace un par de semanas una buena amiga me regaló unos limones de su huerto con un tamaño y un sabor impresionantes. He hecho con ellos tres recetas que os iré poniendo poco a poco.
Esta semana os dejo con la primera de ellas, un Bundt Cake de limón. La base de la receta de este bizcocho la saqué de un libro de repostería inglesa muy bueno que, como es evidente, lo llama Lemon Bundt Cake, que además es como circula por la red, tanto en páginas inglesas como en españolas. En un principio lo iba a llamar así, por eso de que aparentemente queda mejor, pero luego pensé  en este vídeo de la Real Academia Española de la Lengua:

https://www.youtube.com/watch?v=JBEomboXmTw&feature=share

Un vídeo muy bueno sobre el uso excesivo de las palabras en inglés. Palabras de las que, en muchos casos, no conocemos ni su significado ¿Por qué "lemon" si lo correcto en español es "limón"? Y le he dejado lo de Bundt Cake sólo porque, al estar horneado en un molde Nordic Ware se llaman así, pero vamos que: Bizcocho de Limón, está perfectamente dicho aunque no quede tan moderno.








Bundt Cake de limón.



Ingredientes:


- 350 gr de harina.
- 250 ml de leche.
- 150 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
- 1 cucharada de vinagre.
- La ralladura de un limón y medio (sin son grandes, sin son pequeños de dos limones).
- 1 sobre de levadura en polvo.
- 1 pizca de sal
- 5 huevos (separadas las claras de las yemas).
- 375 gr de azúcar.

Para el sirope:

- La ralladura de medio limón.
- El zumo de un limon.
- 125 gr de azúcar.

Para el glaseado:
- El zumo de dos limones.
- 250 gr de azúcar glass.

Para el bizcocho:
Precalentamos el horno a 175º y engrasamos un molde de bundt cake.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee. Añadimos las yemas de huevo una a una. Tamizamos la harina, la levadura y la pizca de sal y se la añadimos a la mezcla de mantequilla y azúcar. En un bol aparte montamos las claras a punto de nieve. Una vez montadas las añadimos a la mezcla anterior y vamos mezclando con movimientos envolventes para que no se baje la mezcla. Vertemos la masa en nuestro molde y horneamos 45 minutos (o hasta que al pinchar con un palillo éste salga limpio).

Mientas se hornea el bizcocho, prerapamos el sirope, poniendo todos los ingredientes en un cazo a fuego fuerte. Cuando comience a hervir, bajamos el fuego a fuego bajo y lo dejamos hirviendo 4 minutos. Lo retiramos del fuego y lo dejamos enfriar.

Cuando saquemos el bizcocho del horno, lo dejamos enfriar 10 minutos y antes de desmoldarlo, vertemos el sirope sobre él. Dejamos pasar otros diez minutos y desmoldamos nuestro bundt cake.

Cuando el bundt cake esté completamente frío, preparamos el glaseado mezclando bien todos los ingredientes y echándolo por encima del bundt cake.

miércoles, 11 de mayo de 2016

Bizcocho de yogur y manzana




Tras algunos problemas para poder publicar el lunes, por fin puedo hacerlo así que hoy os traigo para desayunar un clásico: Bizcocho de yogur y manzana. 
El bizcocho de yogur es el más conocido en España, en cualquier casa se hace y es que, para su elaboración, no se necesitan ingredientes especiales, ni robots de cocina o aparatos "complicados". Ni siquiera se necesita una pesa ya que, con la medida del vaso del yogur ya tenemos suficiente. Para mí, es el mejor bizcocho que existe, mucho más esponjoso que el famoso bizcocho cuatro cuartos y más sano, ya que no lleva mantequilla sino aceite de oliva. Muchas veces, como esta vez, yo le añado capas de manzana cortadas en láminas muy finitas, lo que hace que la suavidad del bizcocho se aún mayor.



En casa normalmente lo hacemos con manzana, pero se puede hacer pera, con melocotón, etc. 






Bizcocho de yogur y manzana.



Ingredientes:


- 1 yogur de limón.
- 1 medida de yogur de aceite de oliva.
- 2 medidas de yogur de azúcar.
- 3 medidas de yogur de harina.
- 3 huevos.
- 1 sobre de levadura Royal.
- 2 manzanas.

Precalentamos el horno a 175º. Cortamos las manzanas en láminas finas, las ponemos en un bol y las cubrimos de agua con unas gotas de limón.
Batimos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen. Echamos el aceite y mezclamos. Añadimos la harina y la levadura tamizada y batimos hasta que esté todo integrado.
Engrasamos un molde desmoldable y vertemos la mezcla en él, alternando capas de masa con capas de manzana. Horneamos 50 minutos a 175º (o hasta que al pinchar con un palillo, éste salga limpio).

lunes, 25 de abril de 2016

Victoria Sponge Cake





Esta semana seguimos con nuestro repertorio de dulces tradicionales viajando hasta tierras británicas con una tarta victoriana y es que, la reina Victoria era una gran amante de los dulces. Según dicen, no perdonaba la hora del te que siempre estaba acompañado de multitud de dulces. Se sabe que, entre esos dulces, nunca faltaban los famosos scones y, sobre todo, la tarta Victoria o "Victoria Sponge Cake"  que recibe el nombre precisamente por ser la favorita de la soberana británica. Sin duda, es la tarta inglesa más famosa y no falta en ninguna pastelería y casi en ninguna casa ya que por un lado, lo buena que está y, por otro, la sencillez de su elaboración además de que los ingredientes se suelen tener a mano en cualquier casa, hacen que cualquier persona la pueda preparar.


La tarta consiste en un bizcocho cuatro cuartos clásico que se corta por la mitad y se rellena de nata montada, chantilly o crema agria y mermelada de fresas, frutos rojos o frambuesa.


Victoria Sponge Cake



Ingredientes:



- 3 huevos.
- Harina: El mismo peso que los huevos.
- Azúcar: El mismo peso que los huevos.
- Mantequilla a temperatura ambiente: El mismo peso que los huevos.
- 1 cucharadita de vainilla en pasta.
- 1 sobre de levadura Royal.

- Mermelada de fresas o frambuesa.
- 250 ml de nata para montar.
- 75 gr de azúcar glass tamizada.

Precalentamos el horno a 175º.
Engrasamos un molde desmoldable de 20 cm.
Ponemos un bol sobre una pesa y cascamos los huevos sobre él para pesarlos y saber la medida exacta de harina, azúcar y mantequilla que tendremos que utilizar. 
Mezclamos la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee y doble su volumen. Añadimos los huevos uno a uno y a continuación la harina. Mezclamos bien pero sin pasarnos de batido (sólo hasta que se forma una mezcla homogénea).
Horneamos 45 minutos 175º (o hasta que, al pinchar con un palillo éste salga limpio). Sacamos y dejamos enfriar.

Montamos la nata con el azúcar glass.

Calentamos un poquito la mermelada en el microondas para que sea más fácil extenderla.

Una vez frío, cortamos el bizcocho en dos, ponemos una capa de mermelada y encima la nata en uno y tapamos con el otro bizcocho. Espolvoreamos con azúcar glass y decoramos, si queremos con fresas, frambuesas o frutos rojos.


lunes, 11 de abril de 2016

Pannacotta




Después un mes sin poder publicar, volvemos con otra receta tradicional, pero esta vez no es un dulce español sino italiano. La famosa Pannacotta, en su versión más clásica, únicamente aromatizada con una vaina de vainilla pura de Tahití.
La pannacotta tiene una textura parecida a la de la gelatina, aunque más cremosa. Lo ideal es elaborarla con una nata que tenga una gran cantidad de materia grasa, en España es difícil encontrar este tipo de natas por lo que podemos sustituirla por nata para montar con un índice de materia grasa del 35,1%. De esta forma conseguiremos que el sabor a nata sea más intenso que si utlizamos cualquier otro tipo de nata.
Lo normal es acompañar la Pannacotta con frutos rojos, mermeladas de frutos rojos, gelatina de fresas, frambuesas, etc, aunque se puede acompañar de cualquier fruta o crema dulce que se nos ocurra.




Como podéis ver, he decorado los botes de pannacotta con unas etiquetas adhesivas. Son de Petit Fernand, empresa dedicada a la fabricación de etiquetas adhesivas para niños que está comenzando  a lanzar una nueva línea de productos, especiales para la cocina, con un diseñó precioso y una característica que hace a estas etiquetas muy especiales: Se pueden meter en el lavavajillas sin problemas. Además, los que somos padres sabemos la importancia que tiene marcar toda la ropa, libros, etc que nuestros hijos llevan al cole así que, no dudéis en entrar en su web, (www.petit-fernand.es) y ver todo las etiquetas y diseños que tienen. 



Pannacotta



Ingredientes:


- 400 ml de nata (con un mínimo de 35,1% de materia grasa).
- 400 ml de leche entera.
- 125 gr de azúcar.
- 1 vaina de vainilla.
- 9 hojas de gelatina.
Hidratamos la gelatina en agua muy fría.
Ponemos a hervir todos los ingredientes (excepto la gelatina) en un cazo y lo llevamos a ebullición. Una vez que rompa a hervir, lo retiramos del fuego, quitamos la vaina de vainilla y le añadimos la gelatina, removiendo hasta que se deshaga. Echamos la mezcla en nuestros moldes (si son moldes desmoldables lo tendremos que haber engrasado previamente), dejamos que se enfríen y reservamos en la nevera un mínimo de 12 horas.


Nota: Si dejamos infusionar la mezcla de nata y leche con la vainilla, el sabor de la pannacotta será buenísimo. En este caso yo he acompañado la pannacotta de fresas y gelatina natural de fresas pero, se puede acompañar de lo que más os guste.



martes, 1 de marzo de 2016

Pastel vasco



Esta semana os traigo de nuevo dulce tradicional. En este caso nos vamos al País Vasco para traer un Pastel Vasco relleno de crema pastelera. El origen de este pastel está en el País Vasco francés, en la región de Lapurdi (Labourd), aunque allí se suele preparar relleno de mermelada o frutas. En el País vasco español se rellena de crema pastelera, aunque es posible verlo relleno casi de cualquier cosa.  La versión que yo os traigo es la de crema pastelera.



La mayor dificultad de este pastel está en lo quebradizo de la masa ya que, al llevar una gran cantidad de mantequilla, hace que su manejo sea un poco difícil por la fragilidad de la masa. Habrá que enfriarla antes de su manejo y trabajarla rápidamente al estirarla y, si vemos que se empieza a pegar tendremos que volver a enfriarla unos momentos.







Galletas italianas.



Ingredientes:


- 300 de azúcar.
- 275 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
- 3 yemas de huevos.
- 1 pizca de sal.
- 1 cucharada de levadura.
- 1 huevo para barnizar o azúcar glass para espolvorear (En este caso usé azúcar)

Batimos el azúcar con la mantequilla, le añadimos las yemas sin parar de batir. Cuando las yemas estén integradas añadimos la harina, la levadura y la pizca de sal (previamente tamizadas) y amasamos bien, hasta conseguir una masa homogénea. Formamos una bola con la masa y la metemos en el frigorífico al menos una hora

Dividimos la masa en dos partes y las estiramos entre dos papeles de hornear (si vemos que se pega volvemos a enfriar un rato). Engrasamos un molde de 22 cm y forramos con la mitad de una de las masas, cubriendo los laterales. Rellenamos con nuestra crema pastelera y cubrimos con la otra mitad de masa. Pintamos con huevo batido y horneamos 45 minutos a 160º. 

Crema pastelera: Pinchad aquí.